Pablo Machín, en la ciudad deportiva (foto: Juan José Úbeda)
Pablo Machín, en la ciudad deportiva (foto: Juan José Úbeda)

Sevilla FC: La maquinaria funciona aún faltándole piezas

La propuesta de Machín gustará más o menos, pero todo el mundo se sabe la partitura y eso que algunos no andan en solfeo más allá del do-re-mi-fa-sol
Por  10:17 h.

Las posibilidades de obtener una buena posición en los Grandes Premios de las grandes escuderías de la Fórmula 1 pasan por clasificarse para la Q3, donde se establece la parrilla de salida en función del tiempo de los mejores. Sin necesidad de ir como un bólido, el Sevilla ya ha logrado colarse en la Q3 de la Liga Europea, aquella que pone o quita de esa parrilla que es la fase de grupos de la segunda competición continental. Están pues los de Pablo Machín a tiro de piedra de hollar el primer objetivo de la temporada, pero ahora deberán dejar aparcado el coche de competición y sacar el utilitario para afrontar el segundo desafío, una Liga en la que recuperar el prestigio perdido la pasada temporada.

Y existen algunas noticias esperanzadoras para los aficionados sevillistas. Desde que hay entrenador, a la certeza de que se ha encontrado un buen portero, pasando porque la plantilla se ha mostrado firme en Europa pese a que la incorporación secuencial de objetivos le restaba homogeneidad o que, aún estando a 18 de agosto, el club no ha hecho los fichajes molones que esperan los aficionados. Sentados. Particularmente interesante es el desempeño de Pablo Machín en estos inicios de temporada.

Pese a los problemas para contar desde el inicio de los entrenamientos no ya con la columna vertebral sino con la tibia y el peroné o las costillas, lo cierto es que ha logrado darle su sello al equipo. Podrá gustar más o menos y el tiempo dirá si el dibujo resulta eficaz, pero todo el mundo se sabe la partitura y eso que algunos andan en solfeo no más allá del do-re-mi-fa-sol. El soriano, a diferencia de lo que ocurrió con Berizzo la pasada temporada, sabe rotar sin excesos para que el equipo no pierda potencial, algo básico cuando se afrontarán tres competiciones.

No han sido los rivales en Europa más que convidados de piedra en el paseo de los sevillistas, Cualquier contrario en la Liga le dará más guerra sin que le llueva café. El Rayo mismo, al que visita mañana. La cita en Vallecas no servirá para calibrar las posibilidades ante sus iguales, pero sí para corroborar que jueguen quienes jueguen hay esbozo a lápiz de equipo. Le queda al club dotarlo de color.

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes ABC de Sevilla