Monchi, en rueda de prensa (foto: Raúl Doblado)
Monchi, en rueda de prensa (foto: Raúl Doblado)

Monchi, con más sitios a los que acudir que Spiderman

Si desde hace años la filosofía de la entidad nervionense ha sido vender para crecer, ahora se basa en comprar mucho y deshacerse de más
Por  9:32 h.

Ocho fichajes ya confirmados, indeterminados aún por realizar, al igual que las salidas. Una tarea enorme para Ramón Rodríguez Verdejo, «Spiderman» Monchi las veinticuatro horas del día en estas fechas. Pero también la constatación del extraordinario fracaso de la gestión deportiva del club en las dos últimas temporadas, por mucho que la inercia de años anteriores le permitiera clasificarse en ambos ejercicios para competiciones europeas. Si desde hace años la filosofía de la entidad nervionense ha sido vender para crecer, ahora se basa en comprar mucho y deshacerse de más.

De los veintitantos jugadores incorporados en la 2017-18 por Óscar Arias y en la 2018-19 por Joaquín Caparrós (algunos con el placet de un Monchi en pleno tránsito hacia Roma), apenas cuatro, ¡cuatro!, cuentan de manera cierta para el director deportivo. Dos de ellos de manera indiscutible, Jesús Navas y Vaclik, y otros dos, Banega y Munir, no tanto. No vienen nada mal si se quedan, pero probablemente tendrían las puertas abiertas si llegara una oferta interesante por ellos. Después hay un grupo de jugadores cuya permanencia no supone una tragedia. Podrá discutirse su estatus, pero los Amadou, Gagnon y Wober parecen poder dar más de lo ofrecido hasta el momento.

El problema se presenta cuando hay que colocar como sea a tipos tan profesionales como no válidos para la causa como Roque Mesa, Kjaer, Sergi Gómez, Aleix Vidal, Nolito, Corchia o Arana. Lo de menos es perderles dinero, que se les perderá sin duda, sino lograr que dejen sitio para adquirir jugadores susceptibles de hacer competencia a los titulares, algo para lo que ellos, a tenor de sus rendimientos pasados, están descartados.

A los intocables o casi, dudosos y puestos en el mercado hay que añadir todas las incorporaciones de estas dos últimas temporadas ya idas. Traspasadas con mayor o menor fortuna o no rescatadas tras su frustrante paso por Sevilla. Pizarro, Muriel, Promes, Geis, Carole, Sandro, Layún, André Silva, Gonalons y Rog forman parte de ese grupo de jugadores que no se hicieron acreedores ni a ser considerados intraspasables ni al ejercicio de la opción de compra por parte del club. ¿Cabe mayor desatino?
=

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes ABC de Sevilla