Promes celebra su gol en el Sevilla-Rayo (Foto: AFP)
Promes celebra su gol en el Sevilla-Rayo (Foto: AFP)

Promes, el holandés errante deja Sevilla

No quedará en el recuerdo del sevillismo el nuevo jugador del Ajax, cuando su fútbol pluriempleado tenía pinta de terminar calando por Nervión
Por  9:35 h.

Vino porque no había otro y se echaba encima la competición, y se va porque debe haberlos mejores en la libreta del director deportivo cuando falta mucho para que se inicien las hostilidades. Quincy Anton Promes, el hombre que según la rumorología popular pagaba cenas a grupos de hinchas o compraba téléfonos móviles a niños caprichosos (antes con la nariz pegada al escaparate de la confiterías, ahora de tiendas de tablets y smartphones) se va dejando la sensación de que había mucho y buen jugador dentro de su cuerpo de ébano.

Media temporada se la pasó el holandés amagando sin dar en el extremo, buscando el compañero próximo ante que al rival lejano, sin encarar ni desbordar, y cuando parecía que empezaba a enterarse de lo que se quería de él, Pablo Machín lo sacó de lateral en Mendizorroza, donde se reveló como un carrilero de tronío y un resucitador de Primera para un Sevilla medio fúnebre que acabaría empatando el partido. Aquello lo hizo pluriempleado y lo mismo servía para el descosido de la zaga que para pespuntear una delantera en la que, ejerciendo de abrelatas y aceptando el reto del uno contra uno, comenzaba a amortizar los 22 millones pagados por él.

No quedará en el recuerdo del sevillismo el nuevo jugador del Ajax (su sexto club en siete años), cuando su fútbol tenía pinta de terminar calando por Nervión. Monchi anda consiguiendo financiación para su proyecto y tras el timo de la estampita al Atalanta con Muriel tenía en el nuevo jugador del Ajax una fuente importante de dinero. Poco para lo que se van a embolsar este verano por Amsterdam, si es que el tipo no se revaloriza de nuevo en su tierra y se coge cacho de un ulterior traspaso.

Cercana ya la fecha la campaña de abonos, pronto conoceremos en qué se ha gastado Monchi el dinero recaudado en sus dos últimas operaciones. No será la de Jordan, un excelente jugador por otra parte, la cara que engatuse al personal para pasarse por taquilla con gran dolor de la cartera en plena duna o colina de julio y agosto. El aficionado necesita emociones fuertes después de dos temporadas sin apenas nada que llevarse a la vista ni al sueño.

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes ABC de Sevilla