Lopetegui
Lopetegui

Sevilla y Betis: despejar dudas y a por la Champions

De faro de la Liga hace unas temporadas, el Real Madrid puede pasar a ser luz guía para aquellos equipos que ansían una plaza en la Liga de Campeones
Por  9:55 h.

Vicente Cantatore, que tardo más en pasar del rojo al verde (siete años) que un semáforo de La Palmera, aparte de contar chascarrillos del Cobreloa chileno, solía tener un socorrido laguitillo para referirse a su ambición profesional con los equipos que entrenaba: «animar la competencia». El argentino con corazón andino no se conformaba con vegetar en la clasificación; quería ser alguien, si no una alternativa a la conquista del título, al menos no florero en una competición ya por entonces adulterada.

La que comenzó ayer con un Athletic-Barcelona en viernes, día salvado del calendario futbolístico por la salomónica juez que entendió la enésima pugna entre Federación y LaLiga, tiene ribetes históricos: a diferencia de otros años, tantos que uno no acierta a recordar en cual estuvo situado el anterior mojón, el torneo liguero se presenta no como cosa del Barcelona y el Real Madrid, sino de azulgranas y colchoneros. El Atlético ya se ha levantado la careta y el lloriqueo de Diego Simeone no cuela: tiene plantilla para pelearle la Liga a Valverde y no para andar mirando por el rabillo a los que le siguen.

Ese papel que hasta ahora protagonizaban los atléticos parece estar reservado al Real Madrid tras su decepcionante pretemporada. De faro de la Liga hace unas temporadas los de Florentino van a pasar a ser luz guía para aquellos equipos que ansían una plaza en la Liga de Campeones 2020-21, entre los que deben estar Sevilla y Betis.

Ambos son una incógnita a día de hoy. Los blancos, porque han ido de más a menos durante el trabajo estival y tienen que engarzar a once jugadores nuevos en una máquina a la que se le han ido sus dos martillos pilones, Sarabia y Ben Yedder. Los verdes, porque los amistosos disputados no han permitido ver lo que Rubi quiere de un plantel que ha ganado gol en teoría con Borja Iglesias y Fekir, pero que ha adolecido de los mismos problemas de la temporada pasada para contener a los rivales. Las bajas de Pau, Lo Celso y Junior está por ver qué peso real tienen.

Que Dios reparta suerte y se la queden toda los nuestros, los verdes y los coloraos.

 

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes ABC de Sevilla