Imagen de la junta de accionistas 2019 del Sevilla FC (Foto: Juan Flores).
Imagen de la junta de accionistas 2019 del Sevilla FC (Foto: Juan Flores).

Sevilla FC: acciones son amores y no buenas razones

Tras el ERTE y el acuerdo con el plantel, el club repartirá dividendos por valor de 4.5 millones de euros, el 75% para los grandes accionistas
Por  9:29 h.

Hubo fumata blanca en tiempos negros. La plantilla del Sevilla se avino a reducir sus emolumentos en porcentajes que van del 8 al 19 por ciento, en función de si se reanuda o no la competición, y la Junta de Andalucía dio al mismo tiempo, ¡eso es sincronización!, vía libre al ERTE presentado el pasado día 8. En lugar de una cosa u otra, que era lo que se esperaba por los legos en la materia, bingo de los muñidores del asunto, porque el club se beneficia de lo que dejarán de cobrar los que más ganan y del dinero que el Estado pagará a los «ertianos».

Eso sí, Pepe Castro anunció que a estos últimos, condenados a sufrir una mordida de casi un tercio en sus nóminas, el club los compensará hasta alcanzar el 95 por ciento de su sueldo. Llegados a tal punto de generosidad, que lo es, ya podía redondearse al 100 por cien.

Aludió también el presidente al sacrificio que harían los miembros del consejo de administración y los altos cargos rebajándose el dinero a percibir. No concretó a cuánto ascendería, por lo que más de uno habrá de aplazar los aplausos o la cacerolada. Como se ha recalcado varias veces que se hace a título voluntario, será la voluntad de los dos millones de euros que, en virtud de lo acordado en la junta de accionistas de diciembre pasado (un 1 por ciento fijo del presupuesto anual de la entidad, que sustituía al 10 por ciento de los beneficios volando que percibían antes), deberán repartirse.

No será lo único. El Gran Pacto quinquenal anunciado en noviembre se vendió como imprescindible para garantizar la estabilidad social. El coste de la tregua corría a cuenta del club: amén del cambio en la cuantía de la asignación a los consejeros, se aprobaba el pago de un dividendo de 44 euros por acción este año, el triple en relación a los abonados hasta entonces. 4.550.000 de euros del ala, aproximadamente, de los que 3.400.000 se repartirán, de no decidirse nada en contra, los grandes accionistas, todos ellos representados en el consejo y agrupados bajo las advocaciones de Pepe Castro, Rafael Carrión y José María del Nido. Como para empapelar las trincheras y poner claveles rojos y blancos en el cañón de los fusiles.

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes ABC de Sevilla