Pablo Machín posa con la camiseta del Sevilla con su nombre (Foto: J. J. Úbeda/ABC)
Pablo Machín posa con la camiseta del Sevilla con su nombre (Foto: J. J. Úbeda/ABC)

Sevilla FC: una hoja de ruta con muchos baches a sortear

La lista a la UEFA para la primera eliminatoria diferirá bastante de la que se cierre para la Liga y la fase de grupos continental, de llegar a ella
Por  11:27 h.

El reconocimiento médico de Clement Lenglet con el Sevilla, cuando en realidad jugará la próxima temporada en el Fútbol Club Barcelona, sirve de ejemplo a la singular pretemporada que va a realizar el equipo nervionense y a los muchos estrenos de su entrenador, Pablo Machín, obligado por las circunstancias a afrontar varias situaciones novedosas por completo en su carrera profesional. Si el central francés está pero no se le espera, hay otros que no están pero lo estarán (mundialistas y fichajes pendientes), algunos que sueñan con no estar, unos pocos que podrían jugar en dos sitios durante el estío y canteranos que estarán sólo a tiempo parcial. Un lío al que abocó el séptimo puesto clasificatorio de la temporada pasada y su exigencia de empezar a competir en serio en pleno rodaje. La fecha del 26 de julio, subrayada en rojo porque significará el inicio de las hostilidades en Europa para el plantel sevillista, obliga a ir acomodando la plantilla en función de las altas que se vayan produciendo, tanto en lo que respecta a los refuerzos como a los regresos de aquellos que habiendo participado en el Mundial disfrutan ya de vacaciones. La lista que se presente a la UEFA para la disputa de la primera eliminatoria diferirá bastante de la que al final se cierre para afrontar las competiciones domésticas y, en caso de ir superando confrontaciones, para la fase de grupos continental.

Las contrataciones que se están realizando, y las rumoreadas, invitan a pensar en una hoja de ruta con muchos baches por sortear, encaminada en primer lugar a reforzar las demarcaciones que el Mundial va a debilitar en este periodo estival y que coinciden con la columna vertebral del equipo, incluida la portería, donde Sergio Rico y David Soria, de quedarse hasta finales de agosto, lo harán en concepto de apagafuegos ante cualquier contratiempo que pudiera surgir con el checo Vaclik, llamado a ocupar la titularidad. Lo que ocurrirá con ellos y por extensión con los NZonzi, Banega, Muriel o Correa; cuándo se podrá contar con Kjaer, Mercado y el delantero alto, fuerte y caro por llegar; el papel de los canteranos y un largo etcétera forman parte del culebrón 2018 del Sevilla, que acaba de comenzar.

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes ABC de Sevilla