Vídeo: El Bernabéu sentencia a Bale y el galés le devuelve un gesto a la grada

Real MadridBale no se irá a cualquier precio

El galés tiene crédito en la Premier y el Madrid esperará al final de temporada para que los clubes ingleses actúen; nunca será cedido

Los dos jugadores que Cristiano quiere sacar del Madrid rumbo a Turín

El dibujo que prepara Zidane para encajar las nuevas piezas en el equipo

Nubarrones en la portería del Real Madrid

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Virtuoso, irregular, capaz de todo y de nada, Gareth Bale es el primer colocado en la lista de jugadores transferibles del Real Madrid. El 16 de julio cumplirá la treintena, tiene contrato hasta 2022 y el club considera que es el momento, para las dos partes, de buscar un nuevo camino. Es la hora especialmente para el futbolista, que justo antes de celebrar los treinta años puede conseguir un último gran contrato en la Premier. Pero no es un problema para la casa blanca, como algunos predicen. La entidad no piensa malvender al galés. Solo se marchará si las ofertas superan los 80 millones . Zidane no cuenta con el británico para el futuro.

Si no alcanzan esa cifra, se quedará. Se augura que una vez acabada la temporada, esas propuestas se sucederán y que la cifra de su precio será acorde al caché que tiene en Gran Bretaña.

Bien valorado en la cúpula del club: se subraya su virtud de ser decisivo y, si se quedara, no sería un problema

Tranquilidad, las cosas de palacio van despacio, indican en el Real Madrid. Quedan cinco meses de mercado, todo un mundo. Actualmente no es la época adecuada para negociar fichajes y traspasos, pues todos los equipos ingleses se encuentran inmersos en la Champions, en la Europa League y en la lucha por conseguir una plaza europea para la siguiente campaña. Es la razón por la que el Real Madrid tampoco puede concretar ahora mismo la adquisición de Hazard, porque el Chelsea está imbuido en las semifinales de la Europa League y en la consecución de la cuarta posición en la Premier, puesto de Champions. Cuando todos los equipos tengan definido su porvenir, comenzará el baile de las contrataciones. Y Bale será una de las piezas claves del mercado de verano.

Hay que esperar: el Liverpool, el Chelsea, el Tottenham, el United, el Arsenal y el City están inmersos en la Champions, en la Europa League, en la lucha por el título en la Premier y en la pelea por quedar entre los cuatro primeros y hasta que no hayan definido su futuro no comenzarán a pensar en fichajes

Se calibra que en Inglaterra, con mucho menos calor y menos presión, con un clima más acorde a su genética, Bale rendirá más, porque se lesionará menos. Es un dato que algunos médicos han relatado al hablar de las causas de las constantes dolencias del británico. Sucedió con Robben, que se rompía en España y obtuvo la regularidad en el Bayern.

El año pasado ofrecieron 150 millones por él

El Real Madrid piensa que Bale también ha rendido en nuestro país, solo le ha faltado regularidad. La cúpula de la empresa valora su condición estelar en los momentos importantes, con goles decisivos frente al Barcelona en la final de Copa de Mestalla, en la final europea de Lisboa, en el Mundial de Clubes de Marrakech y en la final de Kiev, donde sentenció con dos dianas en la última media hora del partido. En aquel instante, el galés dejó entrever que se iría si no era titular y el Madrid recibió propuestas de 150 millones por su traspaso. El adiós de Cristiano frenó su venta.

Un año más tarde, las lesiones han vuelto a derrotar a Bale, que no ha podido ser titular. Y la afición ha mostrado su oposición al galés de una manera dura, al pitarle nada más pisar el Bernabéu, sin haber tocado un balón, un comportamiento que Zidane reconoce que no ha entendido. Los seguidores han sentenciado al británico, que ha hecho gestos a la grada con el pulgar hacia arriba, de una forma irónica.

Esa reacción popular es una espada de Damocles para el extremo. Su apoderado, Jonathan Barnett, advierte que «Gareth desea continuar en el Real Madrid». Pero Zidane no lo tiene entre sus prioridades de futuro. Vinicius, Hazard y Asensio serán sus hombres para las bandas.

Barnett mueve fichas para intentar definir el futuro de Bale. Si confirma de manera fehaciente que no jugará, como Zidane le dirá en la reunión de fin de curso, buscará otro destino. No será tozudo en dejarle en el Real Madrid en la suplencia, porque su valor perderá muchos enteros.

Hoy, ante el Getafe en el Coliseum

Alineaciones probables:

Getafe: Soria; Damián Suárez, Bruno, Ignasi Miquel, Cabrera; Portillo, Arambarri, Maksimovic, Olivera; Jaime Mata y Jorge Molina.

Real Madrid: Keylor Navas o Courtois; Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo o Reguilón; Casemiro, Kroos, Modric, Valverde; Bale y Benzema.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea. VAR: Gil Manzano.

Estadio: Coliseum Alfonso Pérez. Hora: 21:30.