Real Madrid

Benzema, incombustible: marca todos los goles y lo juega todo

Suma 30 dianas en 50 partidos, cifra de encuentros que ningún compañero alcanzará; solo ha faltado dos veces en la Copa

Actualizado:

Es inasequible al desaliento, a los viejos pitos, a las ovaciones de hoy . Zidane le ayudó ostensiblemente en todos aquellos malos momentos. Se marchó Cristiano y cogió la batuta. Ha jugado 50 partidos, solo ha perdonado dos. Lleva 30 goles y busca superar su récord, 32. Se llama Karim Benzema y ha roto todos los moldes esperados de su carrera cuando tocó la madurez de la treintena . Para su entrenador es el mejor nueve que existe.

El francés es el primer jugador de la plantilla que llega a ese número de encuentros, 50 esta temporada. Y nadie le cazará.

Suma un triplete de dianas, ante el Athletic, y siete dobletes, frente al Girona (dos veces), Leganés, Viktoria Pilsen, Espanyol, Valladolid y Éibar

Alcanzó esa cifra en el encuentro ante el Athletic, que terminó con victoria madridista en el Santiago Bernabéu, Benzema firmó un triplete y disputó su partido 50 de la campaña. El delantero francés es el primer jugador de la plantilla blanca que llega a esta cifra en una temporada en la que solo se ha perdido dos partidos: los duelos de vuelta de las eliminatorias de Copa del Rey frente al Melilla y el Leganés, en el Bernabéu y en Butarque.

No ha parado de jugar. Ninguno de sus compañeros podrá igualarlo de aquí al final del curso. Modric es el siguiente en la lista, con 43 partidos; Sergio Ramos y Lucas Vázquez acumulan 42; y Casemiro, Bale y Asensio están empatados a 40.

Manda en todo. Benzema encabeza la clasificación de madridistas con más encuentros y además es el máximo goleador del equipo gracias a los 30 tantos que ha marcado. Entre ellos destacan los siete dobletes que logró frente al Girona (en dos ocasiones), Leganés, Viktoria Pilsen, Espanyol, Valladolid y Éibar y su triple al Athletic. Pero además, el francés es uno de los principales asistentes del equipo. Ya ha repartido siete pases de gol, igual que Vinicius y solo uno menos que Modric, líder del equipo con ocho, el último precisamente en el saque de esquina que Karim cabeceó el domingo ante Herrerín.

Karim también fue fijo con Solari. Y antes lo fue con Lopetegui. Como lo es con Zizou. Como lo fue con Benítez y Ancelotti. Por algo será.