Real Madrid

La diatriba de la portería

Zidane está en una difícil tesitura. Continuar con Courtois o realizar la rotación. Y el día 19, frente al Betis, cualquier decisión tendrá doble mensaje

Actualizado:

Nadie sabe quien jugará en Anoeta. Si continuará con Courtois para observarle más veces, pues solo le ha podido alinear en dos ocasiones, o si comenzará la rotación y pondrá a Keylor, pues solo restan dos jornadas antes de vivir la renovación del Real Madrid.

Zidane debe tomar decisiones que son parte de su trabajo, aunque no sean agradables: vienen fichajes y debe dar bajas. Quien no quiera irse, se quedará, pues el club no echa a nadie con contrato, pero ya sabe que no jugará más que la Copa

Conoce bien a los dos y lo que haga será criticado, en uno u otro sentido. Pasen y lean:

Si saca a Keylor en Anoeta mañana, muchos podrán decir que Zidane deja a Courtois el último partido en el Bernabéu, frente al Betis, e impedirá a Keylor despedirse de su afición.

Y si este domingo juega Courtois en San Sebastián, muchos comentarán que Zidane lo hará para que Navas se enfrente al Betis y se despida de su afición.

Corlolario: haga lo que haga Zidane, será criticado o visto con varios cristales. No tiene escapatoria. Está en medio de este fuego de la remodelación de la plantilla y todas las decisiones que tome tendrán doble rasero en el juicio.

Y hay solo una realidad: si Zidane decide que varios futbolistas no sigan en el Real Madrid, y así se lo expone, solo será porque vendrán fichajes que les dejarán todavía más en la estacada. Es ley de vida. Si desean quedarse, se quedarán, pues tienen contrato en vigor y el club no echa a nadie, por supuesto. Pero ya saben a lo que se expondrán. Al banquillo y a jugar la Copa. No es del agrado de Zinedine comunicar estas verdades, pero es su trabajo. Hay 25 jugadores, la plantilla está completa hoy, y vienen cinco fichajes más como mínimo (Militao, Rodrygo y tres más). Sobran cinco.