Real Madrid

Así se gestó el fichaje de Zidane

Florentino Pérez acordó su fichaje hace seis días y atrasó su llegada hasta ayer para debutar en el Bernabéu con la afición esperanzada

Tomás González-Martín
Actualizado:

La derrota ante el Ajax puso al Real Madrid en alerta máxima. La temporada se quedaba en blanco y había que retomar el mando con otro entrenador y dar un vuelco a la situación para intentar devolver la ilusión al madridismo y al propio equipo, hundido moralmente por tres golpes consecutivos y definitivos en el tramo de dos semanas.

Florentino Pérez decidió que el hombre que podía revocar la crisis era el mito, Zizou, el jugador y entrenador más respetado por la afición. Le llamó hace seis días y el marsellés dijo «oui» al instante.

Zizou quiere inyectar un halo de optimismo al madridismo, subirlos a su causa y acabar con la crisis

El francés quería volver al banquillo porque el presidente le promete realizar los fichajes que la entidad considera decisivos para potenciar posiciones hoy en día endebles. No puede prometerles los nombres, pues hay precios imposibles, pero sí habrá refuerzos para cada uno de sus puestos.

Zidane decidirá los jugadores con los que cuenta y el litigio de las bajas será una decisión del Real Madrid. No será el mito quien señale personalmente a esos hombres. La dirección deportiva tiene informes que determinarán la baja de algunos futbolistas, salvo que Zizou frene su adiós.

El club decidió llevar a cabo el cambio de técnico este lunes para presentar a Zinedine en el Bernabéu el sábado, frente al Celta, e inyectar un halo de optimismo en una afición resignada, dolida, decepcionada.