Vídeo: Los jugadores y entrenador del Real Madrid también se rindieron al gol del CR7

Juventus-Real MadridBuffon, entregado: «Cristiano está a la altura de Pelé o Maradona»

El mito italiano compara a Ronaldo con los dos futbolistas más grandes de siempre: «Es extraordinario»

Juventus vs Real Madrid minuto a minuto

ENVIADO ESPECIAL A TURÍNActualizado:

El próximo 26 de mayo, Kiev será testigo del campeón de la Champions 2017-2018. Solo un milagro para su equipo en el Bernabéu podría permitir que hasta allí se extienda la carrera de Gigi Buffon. La vuelta en Madrid, dentro de siete días, podría ser el partido de su despedida en Champions, a no ser que el mito italiano decida dar un giro de última hora a su futuro y acuerde seguir otra temporada más en la Juventus, situación que actualmente negocia en absoluto secreto con Andrea Agnelli, el presidente bianconeri.

La de ayer fue una noche aciaga para Buffon. Nada pudo hacer en los dos primeros goles. De hecho, en el segundo, antes de la sensacional chilena de Cristiano, firmó una gran parada a Lucas Vázquez. En el tercero, anduvo algo lento de reflejos ante la viveza de Marcelo, pero tampoco fue un error grosero. Buffon lo aceptó con deportividad y señorío, como lo ha hecho siempre en su carrera. Un caballero de los pies a la cabeza: «Ronaldo es un campeón de un nivel extraordinario. Un jugador que construye las victorias más importantes de su equipo. Está al nivel de Pelé o Maradona». Zidane, lo corroboró: «Tiene toda la razón en esa comparación».

El luso marcó un tanto de leyenda, un gol que llevo las manos de Zidane a la cabeza, maravillado por lo que acababa de ver: «Soy el entrenador del Real Madrid pero también aficionado al fútbol. Es un gesto natural el mío. Es un jugador diferente y hace este tipo de cosas. Es una alegría tenerle».

Según las primeras estimaciones, Cristiano elevó su pierna a dos metros y veintitrés centímetros, una barbaridad que puso algo pelusa a Zidane: «Yo creo que mi gol en Glasgow fue más bonito», repitió el técnico en tres ocasiones, tanto en castellano como en italiano, en tono medio en broma medio en serio. «El gesto ha sido espectacular. Y esto no era una película -refiriéndose al tanto de Pelé en ‘Evasión o victoria’- era la vida real: «Podemos decir que es uno de los mejores goles de la historia, aunque no tanto como el mío (risas). Estoy un poco celoso, pero muy contento por tenerlo en nuestro equipo».

Allegri, reconocimiento

También Massimiliano Allegri tuvo palabras de elogio al tanto de Cristiano, bestia negra de la Juventus, al que le ha metido nueve goles en seis partidos y diez tiros a puerta: «Ha marcado un tanto extraordinario y solo queda felicitarle. En los dos últimos años, se ha convertido en el mejor delantero del mundo con diferencia».

Ronaldo acaparó todos los elogios, pero el Madrid salió de Turín con otro jugador reforzado. Isco, titular como ya lo fue en la ida ante el PSG, lució escorado a banda izquieda y también por detrás de Ronaldo, una vez sustituido Benzema. El del Arroyo de la Miel dejó muy buenas sensaciones, con un cien por ciento de acierto en el pase y una asistencia: «Ha hecho un gran partido. Tiene personalidad y siempre quiere jugar al fútbol. Fue importante entre líneas e hizo un trabajo fenomenal tapando la salida del balón de Betancur».

El 0-3 dejó la eliminatoria prácticamente sentenciada, pero el resultado no tapa que el Real Madrid sufrió durante un alargado tramo de la primera mitad, en la que recibió más ocasiones de las esperadas, alguna de ellas salvadas milagrosamente por Keylor Navas: «La Juventus ha tenido momentos muy buenos. Nos han metido en dificultad pero hemos aguantado bien. El 0-3 a lo mejor es un resultado algo fuerte pero ganar en un campo así por esta diferencia es algo que va a pasar pocas veces», explicó Zidane.

Para el partido del Santiago Bernabéu, ambos equipos tendrán dos bajas muy importantes. Dybala, expulsado anoche por doble amarilla, y Sergio Ramos, que cumple ciclo de amonestaciones. El consuelo es que llegará limpio a las semifinales: «Dybala me ha dado un codazo en la nariz y encima veo amarilla», lamentó el capitán, que tendrá que ver desde la grada como su equipo puede meterse por octava temporada consecutiva entre los cuatro mejores equipos de Europa.