Imagen de Florentino y Casillas, de 2015 - ABC / Vídeo: Casillas, «emocionado» por las muestras de cariño

Real MadridLas cariñosas llamadas entre Florentino y Casillas

Portero y presidente han mantenido un contacto directo desde el miércoles. Casillas se emocionó con el homenaje del pasado domingo en el Santiago Bernabéu

MadridActualizado:

El día de la Madre, la hora (16.15) el largo puente en Madrid (festivos el miércoles 1, día del Trabajo, y jueves 2 de mayo, día de la Comunidad) y la poca relevancia del partido ante el Villarreal provocaron que el Santiago Bernabéu luciera su peor entrada de la temporada en el triunfo de los blancos ante los castellonenses (3-2), pero el resultado no era lo más importante el pasado domingo.

Íker Casillas fue el centro de atención en el coliseo blanco tras el infarto agudo de miocardio que sufrió el pasado miércoles durante el entrenamiento con su equipo, el Oporto. En un Bernabéu medio vacío, pero entregado a la figura del que para muchos es el mejor guardameta de la historia del club, el portero fue el protagonista de la portada de la revista Grada Blanca, que en cada partido en casa reparte el Real Madrid en las puertas de acceso al estadio. Además, los jugadores saltaron al terreno de juego con una camiseta blanca en la que se podía leer «Íker, todos contigo», y en la grada de animación se desplegó una pancarta en la que se le mandaba un cariñoso mensaje: «El madridismo está contigo. Fuerza, Íker. Eterno capitán».

Estas muestras de cariño sacaron el lado más sensible de Casillas, que esperó a la finalización del partido para llamar a Florentino Pérez y transmitirle un mensaje rotundo: «Me he emocionado con el homenaje. Muchas gracias, presidente». La llamada de Íker al mandatario blanco fue la última de una serie de conversaciones que comenzaron el mismo miércoles, cuando el presidente llamó a Casillas para interesarse por su estado.

Florentino ha estado muy pendiente del exjugador blanco durante estos seis días que Casillas ha estado ingresado en la prestigiosa clínica CUF Oporto. Aunque en un sector de la opinión pública ha quedado una imagen de distanciamiento entre guardameta y presidente, la realidad es que ambos mantienen una gran relación y se profesan un cariño y respeto mutuo que va más allá de los profesional. Y así ha quedado demostrado estos días, con una serie de llamadas telefónicas en las que Florentino ha estado informado de primera mano de cómo ha sido la evolución de Casillas, interés que ha llenado de felicidad a Íker, también agradecido y contento por el emotivo comunicado que hizo público el Real Madrid el mismo miércoles, minutos después de conocerse su grave problema de salud.

El Madrid, su casa

Ahora, una vez recibido el alta, es el momento para que Casillas se tome unas semanas de descanso en casa junto a su familia antes de tomar alguna decisión sobre su futuro a corto plazo. Serán los médicos quienes determinen si Íker está en condiciones de seguir siendo portero profesional de élite, haciendo buenos esos dos años de renovación que firmó con el Oporto el pasado 20 de marzo, o si su carrera deportiva ha llegado a su fin y debe ya centrarse en nuevos horizontes. En este segundo caso, Casillas es consciente de que tiene las puertas abiertas de par en par en el Real Madrid, pero a día de hoy por su cabeza solo pasa una cosa: «Ahora mismo la prioridad es su salud y en ello se va a centrar. Después, cuando sepa exactamente qué puede hacer y qué no, pensará qué quiere hacer», explicaba ayer a ABC una persona muy cercana al portero.

Durante las conversaciones entre Florentino y Casillas, lógicamente en ningún momento se habló de la posibilidad de un regreso del portero a la entidad blanca, sabedores ambos de que el futuro sobre el verde es un interrogante para el mostoleño, pero el presidente del Real Madrid no tiene ningún tipo de duda en este asunto. Si Íker decide cambiar los guantes por el chándal de entrenador o por el traje de oficina, las puertas del club blanco están abiertas de par en par para uno de los futbolistas más grandes de la historia de la entidad merengue.

Un camino que ya han recorrido otros mitos del club, como Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales desde el año 2000, o Zidane, actual entrenador, y como desde el pasado verano hacen Raúl y Xabi Alonso, como entrenadores en La Fábrica y figuras señaladas como técnicos del primer equipo a medio plazo. Una situación que puede vivir en el futuro Casillas, siempre y cuando Íker quiera volver al Real Madrid. Si da ese paso, Florentino y el club le darán todas las facilidades. Mientras tanto, lo primero es su salud.