Real MadridLas contradicciones de Sergio Ramos con la oferta de China

Sergio Ramos: «Jugaría gratis en el Real Madrid»

Un esquema de juego9 creado en torno a Hazard

Actualizado:

Sergio Ramos dejó claro que quiere seguir en el Real Madrid. No habrá verano de rumores ni especulaciones sobre el capitán blanco, que ahora se concentrará con la selección española, pese a llevar casi dos meses sin jugar, y después celebrará su boda.

Ramos estará en el regreso al trabajo y a las órdenes de Zidane en julio. Sobre eso no hay discusión.

Pero alguna cosa no quedó tan clara en la comparecencia de ayer del capitán, especialmente en lo relativo a la famosa oferta de China. Ramos entró en varias contradicciones sobre si había valorado o no la oferta y no terminó de explicar si Florentino Pérez mintió el pasado lunes cuando en una entrevista aseguró que Ramos le había pedido la carta de libertad.

«Nos reunimos en mi oficina y me trasladó una oferta muy buena de un club chino que no puede pagar transfer por las normas. Le dije que eso no podía ser. Es imposible que el Real Madrid deje escapar a su capitán gratis. Es un precedente terrible», dijo Florentino Pérez en Onda Cero el lunes. Pero, para Ramos, eso no significa pedir la carta de libertad ni querer marcharse del Real Madrid: «En mi vida hay dos patas importantes que son la afición y el presidente. La oferta de China está encima de la mesa, es una propuesta que haces firme cuando una de esas dos patas te falla. La relación no estaba como yo creo que debía estar, pero en ningún momento me he planteado irme a China, ni he pedido la carta de libertad como se ha dicho».

Eso sí, más tarde, Ramos da a entender que sí se planteó la posibilidad de marcharse por la falta de sintonía con el presidente: «Siempre hemos tenido problemas y prácticamente hablábamos casi todos los días y echo de menos eso. Por lo tanto, cuando te falta algo así uno se plantea cosas, como la que me ha llegado, la posibilidad de ir a China, pero de la posibilidad o la oferta que tenga a la decisión de irse o querer irse hay un mundo».