Sergio Ramos celebra el título europeo tras la final de Champions League de 2014 en Lisboa
Sergio Ramos celebra el título europeo tras la final de Champions League de 2014 en Lisboa - EFE

Real MadridRamos, de prometedor fichaje a capitán indiscutible

El capitán del equipo blanco cumple hoy trece temporadas desde que debutase en partido oficial con el Madrid

Daniel Urbano
MadridActualizado:

Decimotercer aniversario del debut de Sergio Ramos con el Real Madrid. Trece años de partidos, goles, victorias y títulos. Trece años de número cuatro a la espalda.

El de Camas llegó con 19 años al Madrid procedente del Sevilla FC. El club pagó 27 millones de euros, fue el defensa más caro de la historia blanca (después superado por Coentrao, Danilo y Odriozola). Deslumbró al mundo fútbol como lateral derecho, pero en la temporada 2005/06, esa posición estaba más que cubierta con Michel Salgado, que por aquel entonces tenía 29 años, un joven Arbeloa y Diogo. Probó como defensa central junto a Helguera y le quitó el puesto a Walter Samuel.

En su primera campaña jugó 47 partidos y 4.188 minutos entre las tres competiciones, pero desplazado al centro de la defensa. Anotó seis goles y recibió cuatro tarjetas rojas.

Desde entonces ha disputado 613 partidos (53.345 minutos) con el cuatro en la camiseta blanca. 79 goles, 37 asistencias, 202 tarjetas amarillas y 24 expulsiones.

En cuanto a títulos, Sergio Ramos presume de cuatro Champions League, cuatro Ligas españolas, dos Copas del Rey, tres Copas Mundiales, tres Supercopas de Europa y tres supercopas de España, además de los títulos conseguidos con la Selección Española.

Momentos históricos

El capitán del Real Madrid tiene hitos memorables con su firma. En primer lugar, el famoso gol que le endosó al Atlético de Madrid en la final de Champions League de Lisboa de 2014. Fue en el minuto 93, y supuso forzar la prórroga cuando el Madrid estaba volcado y el Atleti al borde de su ansiada primera Champions. Fue, sin duda, el gol de la décima.

También en la Champions, Ramos tuvo incidencia en la final de Milán de 2016. De nuevo frente al Atlético, el capitán anotó el gol que llevó el partido a la prórroga y después, a los penaltis. Además, marcó el penal previo al fallo de Juanfran. De nuevo decisivo en Champions.

Pocos meses después, en la Supercopa de Europa ante el Sevilla, su exequipo, empató él el partido en el minuto 93 (de nuevo). Fue suficiente para brindar una prórroga en la que Carvajal remató el encuentro (3-2).

La Liga también cuenta con memorias suyas. En el partido ante el Deportivo de la Coruña de 2016, primero herró en defensa y regaló el empate a uno a los visitantes. Nuevo error pocos minutos después, regaló el 1-2 en el minuto 65. Fue entonces cuando tiró de capitanía y liderazgo. En el minuto 92, después de que Mariano anotase el 2-2, Sergio Ramos remató de cabeza y colocó el definitivo 3-2 en el luminoso.

En 2017 repitió hazaña. Marcó el 2-1 ante el Betis en el minuto 81. Ramos se ha postulado como un defensa decisivo tanto cerrando su puerta como anotando en la contraria. El capitán del Real Madrid ha sido el vivo ejemplo de lo que su club representa.