Real Madrid

Solari vive el mejor momento tras ochenta días de puesta en forma

«Con todos los respetos, el Real Madrid es siempre favorito», manifiesta al cuestionarle por las opciones en las tres competiciones

Actualizado:

Era una apuesta a largo plazo. Había que sufrir y aguantar el temporal. Clasificarse en la Champions y sumar todos los puntos posibles en la Liga, porque la situación física de la plantilla madridista era deplorable.

Pintus le dijo el 31 de octubre que necesitaba ochenta días para poner la plantilla madridista a tono y así fue. Solari disfruta ahora de un trabajo a largo plazo que exigió esperar, superar los momentos malos y poder al fin jugar bien y ganar con la calidad por montera.

El argentino ha tomado decisiones duras ante la crisis de resultados vivida en noviembre y diciembre. Sentó a Isco y Marcelo, elevó a la titularidad a Vinicius y Reguilón, dio protagonismo a Ceballos y Fede Valverde. Y el Real Madrid se encuentra hoy a ocho puntos del líder, semifinalista en la Copa y con todas las opciones en la Champions.

«Estando en el Real Madrid no nos asusta nada», señalaba Vinicius al hablar de las tres competiciones que se juegan en un mes de órdago

El argentino ha tomado decisiones fuertes ante la crisis de resultados vivida en noviembre y diciembre. Sentó a Isco y Marcelo, elevó a la titularidad a Vinicius y Reguilón, dio protagonismo a Ceballos y Fede Valverde. Y el Real Madrid se encuentra hoy a ocho puntos del líder, semifinalista en la Copa y con todas las opciones en la Champions.

El conjunto blanco vive la mejor realidad de su temporada, con buen fútbol y la recuperación del acierto ante el gol. Cuestionamos a Solari si su equipo es favorito en la Champions y en la Copa y si tiene opciones reales en el campeonato liguero. El argentino fue conciso: «Con todos los respetos a todos los clubes, el Real Madrid es siempre favorito. En la Liga lucharemos hasta el final, por encima de las matemáticas, porque es nuestra obligación y es lo que siempre siente este club».

Lucas y Kroos, en Barcelona

Llega el clásico de la Copa y el morbo es la titularidad de Vinicius y la situación de Bale, recién reaparecido tras una dolencia en el sóleo izquierdo que tardó un mes en superar. El responsable del plantel no descubrió sus cartas, pero dejó sus sensaciones: «Bale salía de una lesión y comenzó jugando media hora. Esta vez disputó una hora. Vinicius se encuentra en una gran forma. Ha hecho un gran partido y se ha marchado ovacionado del campo. Vinicius ha crecido y ha aprendido, en los partidos y en los entrenamientos, al lado de jugadores maduros que le han cuidado y también le han enseñado muchas cosas».

El técnico dejó fuera de la convocatoria a Kroos y Lucas, dos titulares habituales, decisiones que auguran su presencia en el once del Real Madrid en el Camp Nou. El gallego tendrá como una de las misiones tapar las incursiones de Jordi Alba. Benzema y Vinicius se presumen los otros dos hombres en el ataque madridista. Carvajal, Ramos y Varane son fijos en la defensa. Modric será el director en el centro del campo, junto al alemán. Las incógnitas son Marcelo o Reguilón en el lateral izquierdo y Marcos Llorente o Casemiro en el pivote. Keylor será el guardameta en la Copa. Solari no habló del once en Barcelona. Lo que sí demostró es su tranquilidad al comprobar que Ramos, Modric y Nacho superaron el escollo del Alavés sin tarjetas y podrán disputar el derbi liguero ante el Atlético.

Feliz por su actuación y el apoyo del aficionado, Vinicius expresó sus sentimientos ante su protagonismo en el Real Madrid: «Doy las gracias a todos los que me ayudaron desde que vine aquí». El brasileño ataca con fe las tres competiciones que se juega en un mes: «Estando en el Real Madrid no nos asusta nada». El muchacho sueña con triunfar frente al Barcelona.