Real Madrid

Las tres opciones del Real Madrid para el centro del campo

Eden Hazard es el sueño del madridismo hecho real; Eriksen y Pogba (o Pjanic) son la siguiente meta. Mbappé es la esperanza de futuro, pero todo dependerá ya del PSG

Tomás González-Martín
Actualizado:

El nuevo Real Madrid tiene ya cinco nombres: el belga Eden Hazard, el serbio Luka Jovic, el francés Ferland Mendy, Militao y Rodrygo. Hazard, uno de los mejores futbolistas del mundo junto a Cristiano, Messi y Mbappé, es el sueño hecho realidad del madridismo. ¿Y ahora, quienes faltan por venir?

El club busca la contratación de un centrocampista. Eriksen y Pogba son los primeros candidatos. Zidane pide el músculo de Paul Pogba. El problema es que cuesta 140 millones y el porcentaje para Mino Raiola. Eriksen, que acaba contrato en 2020 con el Tottenham, es una diana más sencilla. El precio es de 70 millones y el jugador espera con ansia la operación.

Pjanic es la tercera vía de mediocampistas. Su agente, Fali Ramadani, es el mismo que apodera a Jovic, ya madridista.

Kylian Mbappé s la gran esperanza blanca del futuro. Todo dependerá ya de negociar con el PSG, sea este verano o al próximo.

Hablemos de los fichajes confirmados. El Real Madrid ejecuta el primer tramo de la «operación renove» decidida por Florentino Pérez, José Ángel Sánchez y Zinedine Zidane desde hace cuatro meses. El belga Eden Hazard, el francés Ferland Mendy y el serbio Luka Jovic, concentrados con las selecciones de Bélgica, Francia y Serbia, están fichados. El club invierte 210 millones en un creador del centro del campo, un lateral izquierdo técnico y un ariete para potenciar las tres líneas del equipo. La entidad hizo oficial la adquisición de Jovic. En las próximas horas anunciará las otras dos contrataciones. Se suman a Militao y Rodrygo, que serán ejecutivamente futbolistas del primer plantel a partir del 8 de julio, en la pretemporada.

El delantero centro cuesta sesenta millones de euros, el precio que la casa blanca ofreció desde el principio, con algunos bonus por rendimiento y por títulos que no excederán de tres millones. Si el Real Madrid traspasara al jugador más adelante, el Eintracht de Francfort recibiría la lógica plusvalía. Doce de los sesenta millones que paga el Real Madrid serán para el Benfica, equipo de donde procedía el jugador.

La transformación de Jovic

La evolución del serbio es increíble, casi inesperada. En realidad es un media punta, un centrocampista ofensivo, pero su olfato goleador transformó las prioridades del Eintracht. Comenzó a ser el delantero centro. Su acierto en el remate, su capacidad de cazar balones en el área, su visión de gol, su habilidad, su disparo rápido con las dos piernas y un cabezazo soberbio, apoyado en un pescuezo que da miedo, la transformó en un»nueve» codiciado por los grandes. Acabó la temporada con 27 goles y once asistencias.

El Real Madrid ha conseguido a un ariete de futuro. Un goleador con energía para inyectar savia nueva en un equipo necesitado de ella. Un delantero que no frena las opciones de Benzema y que puede ser compatible con el francés en un sistema 4-4-2 ofensivo. Un «nueve» que solo piensa en el remate para encontrar de nuevo el gol que hoy le falta al Real Madrid. Ese es el objetivo que ha fichado el club español.

El futbolista rubrica su contrato con el «Real» por seis temporadas. El serbio de 21 años cumple los requisitos de la filosofía del club de contratar futbolistas jóvenes para convertirlos en estandartes de la casa sin tirar los cientos de millones de la Premier. En pleno crecimiento ha marcado 27 goles y ha dado once asistencias en 45 partidos. Tiene madera de ser un goleador importante.

El «nueve» del Eintracht Francfort descartó la opción del Barcelona y prefirió el conjunto blanco tras la cumbre que su agente, Fali Ramadani, mantuvo con José Ángel Sánchez en la capital de España. El representante eligió el Real Madrid. Antes había desechado al PSG.

Ya están fichados para la próxima campaña Jovic, Militao y Rodrygo, Hazard y Mendy.

Militao costó 50 millones y Zidane le cataloga especialmente como un gran central, pero también es lateral derecho. Rodrygo, 18 años, es un delantero que tiene regate y remate, válido para ocupar todas las posiciones de ataque. Jovic es el rematador que necesita el equipo blanco.

Jovic se suma a Vinicius, Rodrygo, Militao, Asensio e Isco en la política de adquirir talentos jóvenes para que se curtan pronto bajo la presión que emana del Real Madrid y se transformen en jugadores importantes con el paso de un año de adaptación. «Los jóvenes poseen más ansia de títulos», reflexiona la cúpula de la empresa con el poso de la experiencia adquirida en su idea de futuro. Es un dato fundamental en esta planificación de formación de la plantilla.

«Luka» cumple el propósito de Zidane de contar con un ariete sin cerrar la puerta a Benzema, quien ha marcado 30 goles en su mejor campaña con el Real Madrid al cabo de diez años de trayectoria. Puede rotar a los dos delanteros en su nuevo proyecto de futuro del 1-4-2-3-1. Puede también alinearles juntos en un 4-4-2 y un 4-3-3 netamente atacantes cuando la situación lo requiera. En todo caso, el serbio será siempre una inyección para reaccionar cuando comience los partidos como suplente. Si el Real Madrid lo ficha, Jovic jugará mucho, porque el equipo necesita un matador. Actualmente no lo tiene.

Una vida repleta de carencias

Ramadani y el jugador han valorado esa realidad en un equipo tan complicado como el blanco, habitualmente repleto de figuras. El «nueve» eslavo tiene sitio en ese engranaje de estrellas. La suya ha sido una vida muy dura hasta llegar a disfrutar de un éxito que se gana en cada partido. Su padre, Milan, se empeñó en hacerle futbolista por encima de la precariedad económica familiar. Lo pasaron mal hasta que el chaval llegó a un club con posibilidades. Debutó con el Estrella Roja a los 16 años y marcó un gol a los tres minutos, en un empate que le dio la liga serbia a su equipo. Contratado por el Benfica, dos años después ha explotado en Alemania. Ahora se juega su ilusionante futuro en el Real Madrid.

Zidane desea que Hazard se mueva siempre cerca del área, como media punta o por la izquierda para entrar en diagonal, porque ha demostrado que posee mucho gol. Hará un esquema para que el fútbol de ataque pase por el belga. Esta temporada ha anotado 21 dianas y ha dado 17, las mejores cifras de su carrera, porque ha jugado cara al gol , no como extremo puro

El traspaso de Eden Hazard ha supuesto 100 millones, dinero al que habrá que añadir bonus. Firma por cinco campañas. Al belga le restaba un año de contrato con el Chelsea y la cantidad abonada es suculenta en esas condiciones. El club español siempre quiere demostrar respeto por los otros equipos afectados y no se aprovecha de las situaciones. Ya abonó 25 millones al Bayern por Kroos en 2014 y en enero satisfizo 17 millones al Manchester City por Brahim. Ambos finalizaban contrato al cabo de doce meses y de seis, respectivamente. Ahora realiza un pago relevante por una estrella del «top cinco» mundial.

Hazard, el centrocampista rematador

Zidane creará un estilo de ataque que pase siempre por Hazard, que será el director ofensivo del conjunto blanco. El francés le quiere cera del área, porque ha demostrado que cuando la pisa marca los goles que antes no obtenía porque ejercía de extremo puro po la izquierda, lejos de ella.

El Madrid intentará fichar también un centrocampista nato, Eriksen o Pogba. Zidane pide el músculo del francés. Cuesta 140 millones. El danés es un constructor estilo Modric. Acaba contrato en 2020 y puede venir por 70 millones

El belga ha jugado más que nunca camino de la portería rival y a lo largo de esta temporada ha anotado 21 goles y ha dado 17, las mejores cifras de su carrera. Su nuevo entrenador le situará como media punta central o como extremo, pero en este caso jugará siempre en diagonal, hacia el gol.

El jefe del equipo planifica dos estilos de ataque que explote la calidad de la primera gran figura que la casa contratará en cuatro años.

Explotar la clase del belga

La primera de las estrategias presenta a Hazard como media punta con el reto de alimentar de fútbol a los dos delanteros puros, en un sistema 4-3-1-2. El belga ejercerá de creador desde el centro, para enlazar también con los dos laterales ofensivos que definen la táctica del Real Madrid. Con esa posición, Hazard podrá demostrar su capacidad goleadora, confirmada en la Premier. El conjunto de «Zizou» peca de una carencia de mediocampistas rematadores que piensa subsanar con este fichaje.

La segunda opción sitúa a Hazard por su banda natural, la izquierda, pero no para ser solo extremo puro, sino para generar juego desde esa zona, explotar sus pases en diagonal y encontrar la conexión con Benzema y el extremo derecha, que puede ser Asensio o Vinicius. Será un Real Madrid construido a su imagen y semejanza, con una idea que pretende extraer todas sus virtudes y con la protección de Casemiro o Eriksen a sus espaldas, para no tener que realizar excesivo trabajo destructivo. La capacidad del futbolista permite alinearle tanto en el centro del campo como en la delantera. El objetivo de Zidane es que nunca se quede arriba, arrinconado, porque es el belga quien puede solucionar los problemas de dominio y generación de juego con su descenso a la media.

 Courtois será su embajador en el vestuario. Zidane ha dialogado varias veces con él. Le espera para dirigir el gran cambio que se ha comprometido a liderar.

Zidane ha pedido fuerza y gol para el centro del campo y el remate lo aportará Hazard. El marsellés quiere a Pogba para aportar potencia. No será un fichaje fácil, pero se trabaja en él. Eriksen es la otra opción. «Zizou» pide el músculo del francés. Cuesta 140 millones. El danés es un constructor estilo Modric. Acaba contrato en 2020 y puede venir por 70 millones.

Mendy, un jugador similar a Marcelo

Ferland Mendy celebra este sábado su vigésimo cuarto cumpleaños con la mejor noticia de su carrera. Es otra petición de Zidane que el Real Madrid hace realidad. La empresa del Bernabéu paga 50 millones al Olympique de Lyon. Es el refuerzo necesario para el flanco izquierdo de la retaguardia. El entrenador francés quiere recuperar a Marcelo y trae a un hombre de características similares a las del brasileño, constructor de jugadas por la banda, técnico, habilidoso en ataque, con buen centro y excelentes paredes. Tiene potencia, es rápido y defiende bien. Internacional con Francia, es un duro adversario para Marcelo. Reguilón será cedido.

No pasó una infancia bonita Ferland Mendy. Hijo de padres senegaleses, emigrantes de trabajo duro en el norte de Francia, cerca de París, su origen africano no era el mejor visado para conseguir un buen «travail». El fútbol era su camino para sacar a la familia de la pobreza y labrarse un futuro de respeto. Se tuvo que marchar al frío y húmedo Le Havre, en el Canal de La Mancha, para conseguir el reto. Hoy es internacional con Francia y ya es futbolista del Real Madrid. Será oficial en cuestión de horas, de minutos.

Ferland habló con Zidane para saber si sería suplente de Marcelo; el técnico le dejó claro que contará con los dos. El francés de origen senegalés necesita competir porque quiere jugar con Francia la Eurocopa 2020

Mendy celebrará el sábado su vigésimo cuarto cumpleaños como jugador blanco. Concentrado con Francia hasta el día 11, ha hecho realidad otro sueño.Lateral izquierdo de habilidad con las dos piernas, creativo en ataque, con regate y buen toque de combinación con los delanteros, Ferland (no confundir con Benjamin Mendy, lateral zurdo del City) es incansable en el desarrollo del ataque y la defensa, una condición indispensable en el esquema de juego del Real Madrid, que exige el mayor desgaste del equipo a los dos laterales.

Duro rival para el brasileño por el puesto

Será un competidor muy serio para Marcelo. Zidane contactó con él directamente para decirle que no escuche otras ofertas y venga a jugar con él. La Juventus y varios clubes ingleses le pretenden. Titular indiscutible en el Olympique de Lyon, Ferland preguntó a Zidane si sería suplente del brasileño, porque en esa tesitura meditaría su futuro. Desea disputar la Eurocopa 2020 con Francia y necesita ser protagonista, no un reserva olvidado. Jugar en la selección, en Francia, es una cuestión de estado.

El entrenador marsellés le convenció. Le expuso que Marcelo y él competirían por el puesto y que habría muchos partidos para ambos. «Zizou» quiere recuperar la mejor versión del talento brasileño, pero Mendy comprendió que el futuro era él. Su juventud y su calidad se impondrán paulatinamente por una mera cuestión de edad, de ley de vida. Son dos jugadores similares en la construcción ofensiva. El francés mide muy bien sus pases en el área, al igual que su adversario por el puesto. Los dos suman un extremo más en el sistema. Ferland supera a su contrincante en el capítulo destructivo. Defiende mejor.

Zidane ha solicitado a su club especialmente las adquisiciones de Hazard, Pogba y Mendy ¿Qué pretende? Mientras el belga aportará clase y gol en el ataque, los dos franceses inyectarán la energía joven que exige el técnico. El lateral es un torbellino de fútbol de ataque que además se lesiona poco. Ha disputado 44 partidos con el Olympique de Lyon esta temporada, con tres goles y tres asistencias, y solo sumó 31 días de baja.