Real Madrid

Zidane: «Estoy contento con Mariano, no tuvo oportunidades porque estuvo lesionado»

El francés elige a sus mejores. Elogia a Brahim: «Cuando coge la pelota va hacia portería y con su presión hicimos el primer gol»

Actualizado:

Zidane toma decisiones en silencio. No manifiesta que con sus alineaciones seleccione los hombres de la temporada próxima, pero ya advirtió con voz baja que ya veríamos sus posiciones con sus onces. Dejó en la grada a Bale y eligió a Brahim y Mariano. Habló de la ausencia del galés, respondió si era un mensaje de futuro y valoró y lo que debería hacer para jugar: «Debe trabajar más. Tenía que elegir y alguien se tenía que quedar fuera. Las interpretaciones las hacen ustedes».

Sus alineaciones dicen muchas cosas: Brahim y Vallejo le han conquistado. Fede Valverde le gusta. Y ante el Villarreal le dio el segundo partido consecutivo a Courtois, en detrimento de Keylor, que disputó seis de los nueve encuentros que ha dirigido. Luca Zidane jugó el restante. Ensalzó a Brabim: «Cuando coge la pelota va hacia portería, busca espacios y con su presión hicimos el 1-o. Contento con él».

«No tengo una bola de cristal, pero yo quiero seguir aquí y estoy contento porque el Bernabéu me ha aplaudido», señaló Mariano, el protagonista del encuentro

Brahim le demostró por qué juega: generó con su presión de fuerza pura esa jugada que Mariano remató en el primer tanto de la tarde. Vallejo, otro de sus elegidos, marcó el segundo gol madridista, tras un disparo de Marcelo. El brasileño realizó un buen partido, siempre al ataque, y lanzó varios tiros a portería que pudieron ser gol. Después, Mariano firmó el 3-1, su segunda diana. Desveló en el césped que las lesiones le han impedido ser más importante. Se ha perdido veinte encuentros por diversos problemas físicos y lo peor es que fue baja cuando Benzema también lo era por culpa de su dolencia en la mano. Es un nuevo puro. «Estoy feliz por Mariano, no tuvo oportunidades a lo largo del año porque se lesionó, especialmente una vez durante un mes».

Criticó la dejadez del equipo en el tramo final, que permitió el 3-2 y el peligro del empate: «Jugamos bien, pero no sé por qué al final permitimos, con 3-1 a favor, que el partido se convirtiera en un correcalles. Quizá el cansancio, el calor, pero no lo sé. Ahí no lo hicimos bien».

«Estoy muy contento por marcar dos goles y en casa, hemos disfrutado, pero al final ese 3-2 ha sido un poco amargo», señaló el protagonista del partido, Mariano. «Estoy feliz porque el Bernabéu me ha aplaudido, yo quiero seguir aquí, pero no tengo una bola de cristal».