Rayo-Real MadridZidane explota: «Pido perdón, no podemos jugar así»

El entrenador fue crudo: «No hemos hecho nada, hay que respetar al fútbol y hay que respetar al club»

Crónica y vídeo: El Rayo de Jémez gana al fin a un Madrid comatoso

Vídeo: el inexplicable fallo de Bale solo ante el portero

Actualizado:

Estaba muy enfadado y no lo escondía. Entró al vestuario enojado, indignado por el nulo rendimiento de su equipo. Le cuestionamos en la primera pregunta de la triste noche lo que había sucedido en el campo y parecía que deseaba contestar para poner a cada uno en su sitio. Fue contundente, duro, crudo. No hizo falta insistirle, era un torbellino de crítica y autocrítica: «Tenemos que respetar al fútbol, tenemos que respetar al club. No hemos hecho nada, ni correr. No podemos jugar así». Sin respiro, profundizó en el ataque interno: «Pido perdón por jugar así. No podemos seguir así. No hemos ganado los duelos. Hemos estado todos mal, yo el primero, por el dibujo que elegí y por todo». Solo Courtois y Brahim estuvieron a un buen nivel.

El entrenador, enojado, citicó a sus hombres por no correr, por no ganar los duelos individuales y por una imagen que dio pena

Hablamos de la falta de gol del Real Madrid y subrayó que la situación ha sido mucho más grave que la carencia de remate: «A veces no puedes marcar, pero tienes ocasiones. No hemos jugado a nada. Tenemos que estar muy enfadados. Yo lo estoy. Porque nuestra imagen ha sido mala, y yo soy el responsable, no sólo los jugadores» . Courtois, que debutaba con el francés, salvó al equipo en tres ocasiones más.

«No hubo ni actitud, ni juego»

El francés ha constatado que el conjunto blanco se encuentra mucho peor de lo esperado y la pregunta era clara: ¿Se arrepiente de haber cogido al equipo ahora? Lo negó. Sabía lo que podía suceder, porque ha visto jugar al Real Madrid toda la temporada: «No me arrepiento de haber cogido al equipo ahora. Para nada. Es todo lo contrario. También tenía que vivir yo esto. Momentos críticos, complicados. Pero no podemos jugar así».

Los pupilos escucharon esta dura crítica en el vestuario y sabían que el francés las expondría ante la prensa. El entrenador opina que no hay que esconderse cuando un equipo no se entrega y no da todo lo que puede dar: «Lo que les dije a los jugadores se queda ahí». Profundizó en el análisis rudo de la realidad del Real Madrid: «Fue todo malo. No hubo ni actitud, ni el juego. No nos hemos entregado en nada. El Rayo ha hecho su partido, pero nosotros, nada. No hay explicación. Faltan tres partidos y se acaba la temporada. Ante el Getafe hubo algo de juego, pero ante el Rayo nada desde el minuto cero al noventa».

Mostró una pequeña sonrisa al valorar si desearía que la campaña finalizara ya: «Me gustaría que la temporada acabara cuanto antes, pero quedan tres partidos y hay que hacer otra cosa. No podemos acabar la Liga dando esta imagen. Yo el primero, ¿eh? Lo que pensé como equipo. Hay que finalizar la Liga y tenemos que jugar mejor que ante el Rayo».

Courtois y Brahim fueron los únicos jugadores del Real Madrid que se salvaron de la quema. El belga debutó con Zinedine y tuvo una actuación espléndida, con cuatro paradones que evitaron una derrota mayor. El malacitano de origen marroquí disputó media hora y fue el único delantero que creó peligro con sus regates e incursiones. Dos excepciones que confirmaron la regla señalada por Zidane.