Vídeo: Isco abrió el marcador en el regreso de Zidane al banquillo blanco - LaLiga
Real Madrid

Zidane gana con goles de dos «suplentes», Isco y Bale

El entrenador dio entrada en el segundo tiempo a Ceballos y Fede Valverde y sentó al malagueño y Modric. Pedirá mediocampistas en el verano

Actualizado:

El Real Madrid de Zidane debutó catorce meses más tarde. El francés regresó al Bernabéu como entrenador, pues durante toda la temporada estuvo en el estadio como aficionado, y la afición le recibió con una ovación al escuchar su nombre por megafonía que se extendió cuando salió físicamente al campo para sentarse en el banquillo.

Confió en su ejército de los triunfos y después contó con los jóvenes que aportan savia nueva y energía

Los aficionados le saludaban y le pedían quedarse quieto para acribillarle a fotos. Comenzó el partido y el equipo parecía otro. Presionaba arriba con un ansia que no demostró en partidos anteriores. Está claro que el fútbol es un estado de ánimo.

El Celta soportó el primer acoso madridista y cuando respiró creó la primera ocasión clara en un remate que Navas despejó como un felino. Los azules, hoy de morado, jugaban en puestos de descenso.

El Real Madrid tardó en entrar en el encuentro. Cuando vio que su ritmo era flojo, apretó a partir de la media hora y Bale estrelló un disparo en la madera. Ramos envió fuera un testarazo por centímetros. Asensio sufrió un agarrón al borde del área que el VAR no castigó porque no era penalti por milímetros, pero el linier no vio nada, un ciego que debería trabajar en la ONCE, aunque ahí también lo haría mucho peor que todos los vendedores a los que compramos todas las semanas con su eficiencia habitual. Muy mal el juez de línea.

El equipo clásico de Zidane consiguió por fin marcar en una buena jugada de Asensio, con pase en profundidad a Benzema y el centro de la muerte del francés que Isco remató en el primer gol. Acto seguido, el malacitano era sustituido por Ceballos, ante los aplausos del público. Zidane ya tenía solicitado el relevo antes del tanto.

Isco ha jugado 217 minutos con Solari, solo 18 en los últimos doce encuentros, y hoy tuvo una hora de fútbol con Zidane, en los que anotó una diana. Marcelo disputó los noventa con Zinedine y llevaba 42 en diez partidos con Solari.

Asensio jugó bien en el segundo tiempo. Y Bale aseguró los tres puntos con el segundo gol. El Real Madrid de Zidane ganó por clase. pero el francés cambió a Isco y Modric para inyectar fuelle con Ceballos y Fede Valverde. El técnico quiere fichar uno o dos centrocampistas este verano porque son necesarios.

Mariano fue el último relevo de Zinedine. Disfrutó de un cuarto de hora tras variso meses con lesiones.