Vídeo: Zidane lamenta el adiós de Bale sin jugar
Real Madrid

Zidane prepara una transformación línea por línea

El técnico expone a sus hombres que descansen bien en vacaciones porque les quiere con toda la ilusión en julio. Objetivos, Liga y Champions

Actualizado:

Zidane ha dialogado con todos sus futbolistas para hablar del futuro. Algunos, como Llorente, Reguilón y Ceballos, no continuarán. Bale encabeza el cartel de transferibles y se irá en cuanto quiera. Keylor sabe que será suplente y estudia las ofertas para obtener la titularidad en otro club. Otros hombres, como Brahim y Fede Valverde, tienen el apoyo del entrenador para continuar, aunque los fichajes y las ofertas influirán en la decisión final del mes de agosto.

El francés ha sido claro con sus pupilos. Los internacionales competirán hasta el 11 de junio. Brahim se irá con los sub 21 y jugará hasta finales del próximo mes. Les ha dicho a todos que descansen bien este verano, pues les quiere con ganas el 9 de julio, cuando sean llamados a filas para comenzar la pretemporada.

El objetivo de Zidane es la próxima Liga. Descarta a chavales como Ceballos, Llorente y Reguilón y pide fichajes como Hazard y Pogba porque necesita futbolistas curtidos para que el club regrese inmediatamente a los éxitos; sabe que el Real Madrid no puede esperar a que los jóvenes se hagan. Es discutible, pero es lo que piensa

El secreto de su descarte de los chavales jóvenes y de rechazar a veteranos aburguesados como Bale es que necesita jugadores muy hechos, curtidos y con hambre de títulos para volver a luchar por la Liga y la Champions. Exigirá entrega para pelear por el campeonato de Liga, que es la competición que le priva, sin olvidar la Copa de Europa, que es su niña bonita. Cuatro ha ganado en su vida, una como futbolista y tres como técnico. Por eso vienen Hazard, Jovic (un joven con ambición) y ha pedido a Pogba, Ndombelé y Mendy, lateral izquierdo del Olympique de Lyon.

Llegó como médico de urgencia para atender al paciente en marzo y su diagnóstico es claro. Zidane nunca escondió el problema. Vino a curarlo cuanto antes y deberá hacerlo con el objetivo del mes de julio. Reconoció que sus pupilos están afectados psicológicamente por su rápido descarte en todas las competiciones.

«No es que no queramos, es que no podemos», señaló el entrenador. «Lo mejor que puede pasar es que se acabe esto. Es complicado cuando tú quieres intentarlo y no te sale nada. Hay que aceptar cómo ha sido la temporada y no la tenemos que olvidar». Tras subrayar la cruda realidad, habló del futuro: «Después del mal viene el bien. Habrá cambios la próxima campaña, seguro. Se confía en mí. Vamos a poder hacerlo bien. No digo que vamos a ganarlo todo, pero haremos una buena campaña, estoy convencido. Ahora no hay excusas. Ni las buscamos. Nadie cambiará lo que han hecho estos jugadores en los últimos cinco años. Ahora pedimos perdón a la afición en muchos partidos. Y les digo que volveremos con ganas y mucha ilusión».

Sus declaraciones hacían presagiar la llegada de cuatro buenos fichajes, no solo Hazard y Jovic. «No vamos a tocarlo todo, aquí hay talento. Haremos cambios inteligentes».

Antes de entrar dejen salir. Bale es el primer descarte del francés para el siguiente proyecto. Fue rotundo cuando le preguntaron que no le dejó despedirse: «Lo siento, no jugó porque elegí a otros. Nadie va a cambiar lo que hizo Bale durante estos años, pero como entrenador tengo que vivir el presente». No quiso hablar del probable adiós de Keylor: «Jugó bien. El próximo año veremos».

«La culpa es nuestra»

Marcelo, el capitán, fue autocrítico: «La culpa es nuestra, empezamos mal y terminamos mal. Ha sido una de las temporadas más duras a nivel personal». Habló de los pitos: «Los veo como una forma de motivar, si con cada pito me hubiera venido abajo no habría sido quien soy». El brasileño advirtió que se queda, aunque el Real Madrid fiche a un rival por el puesto: «Siempre dicen que viene un lateral. Tengo que mejorar para que no me critiquen. Aunque a algunos no les guste, esta es mi casa».