LOS REGISTROS DEL CRACK

Messi supera a Cristiano en goles (24-23) y suma 40 en partido oficial

Actualizado:

Se llama Lionel Andrés Messi, nació en Rosario el 24 de junio de 1987 y los aficionados al fútbol se arrodillan ante su magia, como caen genuflexos los rivales. A este loco bajito nunca le cantará Serrat «niño, deja ya de joder con la pelota». Se deleita con sus regates, como todos. Este «pibe», que tuvo problemas de crecimiento, llevó al club catalán hace dos años a la obtención de seis títulos y ahora lo dirige en la consecución de todos los récords de la Liga.

Es demasiado joven para ser considerado el futbolista número uno de todos los tiempos. Necesita consolidar este rendimiento durante varios años más. Y le falta conquistar al menos un Mundial. Pero su calidad le integra ya en la pléyade de los dioses eternos, junto a Pelé, Maradona, Di Stéfano, Cruyff y Puskas.

Anoche, el doble Balón de Oro hizo honor a sus dos galardones universales. Anotó tres goles que confirmaron la nueva plusmarca del fútbol nacional: 16 victorias consecutivas del Barcelona en la Liga, una más que las conseguidas por el Real Madrid de Di Stéfano en la Liga 60-61. Tres tantos que catapultaron al suramericano al liderato del Pichichi, con 24, uno más que Cristiano Ronaldo. Tres dianas que elevaron a 40 su cuenta de aciertos oficiales en la temporada. Mientras remata los hitos de su equipo, Leo persigue destrozar su plusmarca personal: los 47 aciertos de la pasada campaña.

Golazo que abrió el cerrojo rojiblanco. Remate de picardía y habilidad en el segundo. Un 3-0 de colocación y fuerza, a la pesca de los balones perdidos. Y cuarto triplete del curso tras los de Sevilla en la Supercopa, Almería en la Liga y Betis en la Copa.