Ni pasillo ni alirón: campeón

Ni pasillo ni alirón: campeón

Mourinho necesitará llegar al Camp Nou con quince puntos de ventaja para que le hagan el pasillo; «tonterías», dice el portugués; su obsesión es mejorar el sistema defensivo

TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN
MADRID Actualizado:

El 10 de diciembre, cuando el Barcelona venció por 1-3 en el Bernabéu, media España decía que la Liga volvería a ser azulgrana. Hoy, el Real Madrid posee una ventaja de diez puntos. Mourinho advierte a su plantilla de que no juegue mentalmente con ese margen. La Liga no está ganada. Llegarán fases complicadas. Avisa a los jugadores de que el mes de abril será muy duro. El líder visitará al Osasuna, el Atlético y el Barcelona. Recibirá al Valencia y al Sevilla. Y puede disputar el partido de vuelta de cuartos de final de la Copa de Europa y las semifinales. Les alerta. Pueden perder o ganarlo todo en treinta días.

Conquistar el Campeonato en la Ciudad Condal, el 22 de abril, es factible. Tiene once partidos para aumentar la diferencia en otros cinco puntos y llegar a la cita con quince de ventaja. Después deberá enfrentarse al Sevilla, al Athletic, al Granada y al Mallorca. Su meta, de todos modos, es administrar estos diez puntos para aspirar también a la Liga de Campeones.

La pretemporada, diseñada

Mourinho manifiesta que su preferencia es la Liga. La verdad es que también está entregado a la Champions. Reaparece el martes en competición continental y ha dedicado la semana a mejorar la presión defensiva. Ha espoleado a sus futbolistas. «Hay que impedir que los centrocampistas den buenos pases». Exige mejores marcajes. Ha dedicado una sesión a las vigilancias en saques de esquina y faltas. Piensa en los duelos europeos en el Bernabéu. No se puede fallar. Nadie olvida en el Real Madrid que el PSV le eliminó en 1988 por un fatídico 1-1 en Chamartín. Es el ejemplo.

Mourinho, por otra parte, no quiere hablar más de su futuro. Tiene contrato hasta 2014 y ha dicho que se queda. «Ya ha diseñado la próxima pretemporada», manifestaba Butragueño en declaraciones efectuadas a Telemadrid.

El luso, hoy, solo piensa en ganar los dos títulos. Frente al Racing (20 horas, Canal+Liga/GolT) ha planificado recuperar a Sergio Ramos como lateral derecho, dada la baja de Arbeloa, y alinear a Carvalho. Marcelo reaparecerá en la izquierda. Coentrao será reservado para Moscú. Di María tendrá minutos. La incógnita es Xabi Alonso. Podría descansar. Khedira y Granero aspiran a formar un doble pivote hasta el momento inédito.

Ronaldo: «¿Descansar yo?» Cristiano ha escuchado la palabra «descansa» y ha mirado a su interlocutor como si estuviera loco. Quiere jugar hasta los amistosos sin árbitro. Higuaín también desea ser fijo. Mourinho ha elegido a Benzema, autor de 19 goles, como delantero titular. Gonzalo está picado. Ha marcado 17 jugando quinientos minutos menos. Piensa que merece el puesto. Y recibe ofertas. Solo meditará un traspaso «si se gana la Liga de Campeones».