El equipo de Rafael Nadal - EP

Roland GarrosLos doce pilares del campeón

Nadal lleva quince años rodeado de prácticamente las mismas personas con las que comenzó

Enviado especial a ParísActualizado:

Desde que ganó su primer título en Sopot, hace ya 15 años de eso, Rafael Nadal siempre ha estado rodeado por el mismo equipo de trabajo. La base no se ha movido, y sirve también para explicar, en buena parte, la riqueza de su palmarés, pues es Nadal un animal de costumbres que no toca nada de lo que funciona. Además, es fiel y leal a su gente, y comparte el éxito con todos con los que empezó este viaje rumbo a la eternidad. Desde sus padres a Moyá, pasando por tío Toni, Rafa Maymó, Carlos Costa y compañía. Son los 12 pilares del campeón.

Carlos Moyá y Francis Roig

Entrenador y amigo a partes iguales, Moyá conoció a Nadal cuando el actual número dos del mundo tenía solo 12 años. Fue en Stuttgart, y Moyá, que había oído hablar de ese niño, entendió en ese primer peloteo que ahí había un campeón en potencia. Eso sí, jamás imagino que pudiera llegar hasta donde ha llegado. Después compartieron vivencias en el circuito y se enfrentaron por primera vez en 2003, con victoria para un jovencísimo Nadal (16 años), claro dominador del cara a cara (6-2). Una vez Moyá se retiró, pasó a los banquillos, y entró en el equipo en 2017. Con su llegada, ha habido múltiples cambios en el estilo de Nadal, más agresivo con el paso del tiempo. Mucho tiene que ver también Francis Roig, la voz de la experiencia, un analista estupendo y que lleva también ya un tiempo en el equipo. Entre los dos se reparten las semanas en el circuito.

Toni Nadal

El hombre que moldeó al gran campeón. Le cogió siendo un crío e hizo de él una estrella. Tío Toni es el entrenador con más Grand Slams de la historia, fruto de una relación larguísima que se interrumpió en 2017. Rafael siempre ha sabido dónde acababa la figura del tío y dónde empezaba la del entrenador, básico en una familia tan unida como lo es la de Nadal. Toni, con el paso de los años, entendió que era el momento de dar un paso al lado y dejó que Moyá, junto a Francis Roig, asumiera más poder en el día a día. En cualquier caso, sigue siendo una persona importante en Nadal y le da consejos cuando los reclama. Además, y aunque ya es poco habitual, acude a algún torneo como este año en Roma o mismamente este Roland Garros, si bien no ejerce como técnico principal.

Carlos Costa

Puede que sea una de las personas más importantes del equipo. El extenista es el agente de Nadal desde que tenía 10 años. Es un hombre que vale para todo y así le considera el mallorquín. Además, la relación personal es muy buena. Costa no viaja demasiado, principalmente a los Grand Slams y a los torneos europeos, pero está atento a todo lo que pasa en torno a la figura del campeón de París. Costa es el encargado de cerrar contratos y de negociar con las marcas. Está, además, muy implicado en todo lo que hace referencia a la Rafa Nadal Academy by Movistar. Trabajaba en IMG y también en esa multinacional de representación empezó Nadal.

Ángel Ruiz Cotorro

Además de serlo en la Real Federación Española de Tenis, es el doctor de Nadal, y con eso queda dicho todo si se tiene en cuenta el enorme historial de lesiones y contratiempos que ha sufrido el mallorquín. Es uno de los hombres de confianza, línea directa a cualquier hora del día y en cualquier rincón del planeta. El doctor Cotorro ha supervisado toda la carrera del tenista y lleva en la cabeza su historial clínico, presente en sus intervenciones.

Rafael Maymó

Fundamental para entender el éxito de Nadal. Es su fisioterapeuta, las manos que cuidan al héroe. Es, además, un amigo, seguramente de los más cercanos e incluso han compartido vacaciones en más de una ocasión. Nadie pasa más horas con Nadal como «Titín», que es como le llaman, pues comparten largas sesiones en camilla. Maymó guarda secretos que valen un tesoro, pero nunca habla con los medios de comunicación para preservar no desvelar nada. Cercano en el trato y muy educado, lleva toda la vida con Nadal. Tienen una manera muy similar de entender la vida.

Tomeu Salvá

Es su mejor amigo, también de Mallorca. Salvá apuntaba muchas maneras como tenista y estuvo en el Centro de Alto Rendimiento de San Cugat cuando era pequeño. Con Nadal jugó algún torneo de dobles, pero luego se retiró. Le repescaron como entrenador a tiempo parcial cuando se le necesita y también para la academia. Sabe muchas intimidades de la vida de Nadal.

Jordi Robert

Todos le llaman «Tuts». Está con Nadal desde el principio y es el vínculo entre Nike y el jugador. Estuvo con él en 2004, cuando Nadal pisó por primera vez Roland Garros. Lo hizo con muletas ya que estaba lesionado, pero lanzó una premonición: «Algún día haré algo grande aquí», le dijo a Tuts. Con él, y también con más gente, decide el material que va a utilizar y los diseños que le gustan, además de explicarle si una camiseta le molesta o si la zapatilla de turno le aprieta demasiado, por poner ejemplos. Además, es su amigo.

Benito Pérez-Barbadillo

Director de Comunicación de Nadal, el enlace entre el tenista y los medios de comunicación. Antes trabajaba en ATP, y Nadal le reclutó para su equipo. Viaja a casi todos sitios en donde juega el número dos del mundo y controla todo lo que se dice y se escribe de él. El jerezano decide las entrevistas y da la cara siempre que hay algún conflicto o problema que salpica al jugador.

María Francisca Perelló

Su pareja de toda la vida, con la que se casa este año. Siempre han llevado una vida muy discreta y han rechazado formar parte de las noticias del corazón. Mery, como así la llaman en la intimidad pese a que siempre se le ha llamado Xisca en los periódicos, es la directora de proyectos de la Fundación Rafa Nadal. Plenamente integrada en la familia, viaja a varios torneos, pero no hace el calendario completo.

Ana María Parera

La madre de la criatura. Nadal la menciona siempre que puede, pues un porcentaje enorme del éxito de su carrera le corresponde. Es la directora de la Fundación Rafa Nadal, creada en 2008 y en la que se implicó en cuerpo y alma. Siempre suele estar en un segundo plano en el palco de Nadal junto a María Francisca Perelló y a María Isabel Nadal, la hermana del tenista. Rafa es muy familiar y, aunque ya hace unos años que se fue de casa de sus padres, va con frecuencia e incluso se queda a dormir si es necesario.

Sebastià Nadal

Su padre es el hombre que actúa en la sombra a todos los niveles. Tiene una gran visión empresarial y comercial, un hombre frío y algo cerrado de entrada. Es la gran mente detrás de Nadal. Ha levantado la academia, implicado en todos los detalles hasta el extremo de hacer fotos estos días a unos focos de Roland Garros para trasladar la idea a Manacor. Viaja a casi todos los países en los que juega su hijo.

María Isabel Nadal

El ojito derecho de Nadal. El jugador siente devoción absoluta hacia su hermana, que es casi más una amiga. De hecho, forma parte de su grupo y es el vínculo entre Mery y Rafael, pues ambas estudiaron juntas. Acude a muchos torneos y es la directora de Marketing de la academia. Su novio, Pep Juaneda, que juega estupendamente al golf, está también plenamente integrado.