Manolo Santana, durante el Mutua Madrid Open
Manolo Santana, durante el Mutua Madrid Open - BELÉN DÍAZ

Mutua Madrid OpenManolo Santana: «Este ha sido un torneo de diez»

La leyenda del tenis español hace balance del XV Mutua Madrid Open, del que es director desde sus inicios

MadridActualizado:

Érase un hombre a una raqueta pegado. Un buscador de ángulos superlativo. Un todo terreno que escribió el nombre de España en la universalidad del tenis. Un recogepelotas de siete años, y un campeón de Roland Garros a los 23. Manolo Santana es el primer español que conquistó Wimbledon, y en coronarse como número uno del mundo hace 50 años. Esta leyenda del deporte cumple quince ediciones al frente del Mutua Madrid Open y reconoce que ahora disfruta del tenis más que nunca.

¿Cómo ha visto la evolución del torneo durante las 15 ediciones?

Cuando empezamos en 2002, para dar a conocer la amplitud de un torneo de tenis, tuve que convencer a Andre Agassi -una de las estrellas del momento- para que viniera, y fue nuestro padrino. Y a raíz de ahí con el presupuesto que teníamos hemos ido mejorando cada año poco a poco hasta lograr el excelente torneo que tenemos ahora.

¿Se hace difícil mejorar cada año un torneo tan grande como este?

Estamos a un nivel muy alto y no solo por lo que se ve en la pista, sino todo lo que conlleva un torneo como este: hoteles, transporte, comida, instalaciones, voluntarios, los recogepelotas, los jueces de línea… Todo eso, si no lo coordinas bien, no puede salir como esta saliendo este año.

¿Ha tenido un planteamiento especial por el XV aniversario?

Lo hemos planteado como siempre. Estos resultados son porque la coordinación ha funcionado muy bien. Estoy muy contento.

¿Qué nota le pondría al torneo?

Un diez. Ha habido muy buenos partidos. El público vio a un Murray con muchísimo nivel y a un Nadal con muchas ganas de ganar. También a un Djokovic que ha tenido que enfrentarse a partidos duros.

¿Qué hace tan atractivo al Mutua Madrid Open?

Los jugadores vienen porque les gusta la ciudad. Aquí están los mejores del mundo y el público lo valora. Al que le gusta el fútbol va a ver a los mejores equipos del mundo, al que le gusta el tenis viene aquí.

Fue entrenador de Conchita Martínez, ¿qué importancia cree que tienen los entrenadores en la carrera de los tenistas?

Muchísima. Los entrenadores son lo más importante que tiene un tenista. Ven las cosas que realmente un jugador necesita. Yo no soy de los que creen que hay que entrenar todos los días 5 o 6 horas, sino cuando el jugador está ya maduro lo que hay que intentar es detectar sus puntos débiles y hacerlos más fuertes.

¿Sigue usted disfrutando el tenis igual que hace 50 años?

Ahora incluso más. Con mi posición en el torneo puedo ir a Ronald Garros, a Wimbledon, al Abierto de los Estados Unidos, a Roma... En el que menos me espero veo alguna cosa que puedo adaptar al Mutua Madrid Open, e inmediatamente hablo con el presidente y, si a él le parece bien, lo hacemos.

¿Qué sintió cuando supo que iba a ser homenajeado en Marbella?

Que el actual ayuntamiento haya pensado que enseñarle a los niños y jóvenes hasta dónde puede llegar un campeón, es una gran satisfacción. Aunque soy madrileño, es verdad que llegué a Marbella con un contrato de un año y más de treinta años después aún sigo allí. Estoy muy unido a las dos ciudades.

Ganó la final de Wimbledon jugando con el escudo del Real Madrid, ¿qué significa para usted este equipo?

Significa para mí muchísimo. Soy muy madridista. Por eso pensé que jugar con la camiseta me iba a traer suerte. Creí que podían pasar dos cosas: o que me suspendieran o que tuviera que cambiarme. Al final me duró muchísimo tiempo puesta y me dio mucha suerte.

¿Qué otras aficiones tiene usted?

Me gustan muchos deportes: el golf, el fútbol, de vez en cuando juego al padel. Me gusta mucho el cine y cuando puedo voy a ver la película que más me puede gustar. También leer biografías de personajes políticos, deportivas o incluso actores. Y sobre todo estar muy agradecido a la vida.