Muguruza., durante la rueda de prensa oficial en Singapur
Muguruza., durante la rueda de prensa oficial en Singapur - AFP
Copa de Maestras

Muguruza, segundo intento de ser maestra

La española, que juega el lunes, ha tenido un curso irregular desde que ganó en Roland Garros

MADRIDActualizado:

Visto el tramo final de esta temporada de giros, Garbiñe Muguruza no está entre las favoritas al título de la Copa de Maestras que hoy empieza en Singapur. La española triunfó en Roland Garros, impulsada por una gesta magnífica en la tierra de París, y desde entonces ha completado un curso de lo más irregular, una asignatura pendiente para la número seis de la WTA. Sin embargo, ha acumulado los puntos necesarios para estar entre las ocho mejores raquetas de 2016 y vuelve a estar en la cita de Singapur, en donde el pasado curso alcanzó las semifinales después de una fase de grupos muy ilusionante. Y, como Muguruza es del todo imprevisible y se crece en los escenarios de primera, no hay que descartarla.

La hispanovenezolana llegó a Singapur a mitad de semana, mejorada después de torcerse el tobillo en Linz. Ayer se ejercitó con la británica Johanna Konta y se mostró emocionada ante el debut. «Estoy muy contenta de estar aquí porque están las ocho mejores del mundo, formar parte de esto es increíble. Así que sólo espero empezar pronto, jugar bien y ganar los máximos partidos», resumió. Mañana se estrena ante la checa Karolina Pliskova, cinco de la WTA. La polaca Agnieszka Radwanska (3) y la rusa Svetlana Kuznetsova (8) completan el grupo, mientras que en el otro están Angelique Kerber (1), Simona Halep (4), Madison Keys (7) y Dominika Cibulkova (8).

Con la ausencia de Serena Williams, gran dominadora en los últimos años, cualquier torneo está mucho más abierto. Kerber, que terminará la temporada como número 1 pase lo que pase, es la máxima candidata. Y Muguruza, con menos presión, se siente bien. «No hay nada que pueda arruinar este año», advierte. Ahora quiere ser maestra.