Serena Williams, en su estreno en Roma
Serena Williams, en su estreno en Roma - AFP
Roma WTA Premier

Serena Williams, indispuesta por probar comida de perro

La número uno mundial se sintió tentada con el aspecto del menú que su hotel de Roma preparó para su mascota. Un error fatal

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Serena Williams ha tenido una de las peores ideas de su vida. Después de derrotar en la segunda ronda del torneo de Roma a la alemana Anna-Lena Friedsam, la número uno mundial volvió a su hotel y decidió hacer uso del menú para perros que le ofrecían en el establecimiento para dar de comer a su mascota.

La carta ofrecía unos platos al alcance de muy pocos perros, con varios platos disponibles y unos precios bastante prohibitivos. Serena no escatimó en gastos y ofreció a su querido Chip, que es como se llama el perro, un menú compuesto por arroz y salmón.

Tan buena pinta tenía el plato que Serena decidió probarlo. «Solo fue una cucharada», admite la tenista en un vídeo grabada por ella misma. Fue un error de bulto. La menor de las Williams comenzó a sentirse indispuesta que le obligó a pasar el resto de la tarde en el cuarto de baño.

«No me juzguen, tenía buena pinta y probé una cucharada. Pero sabía raro, como a un limpiahogar. Un humano no podía consumir eso, y lo deberían escribir en el menú».

De hecho, Serena decidió dejar de su puño y letra en el menú canino una advertencia a los futuros dueños que pasaran por el hotel y decidieran tener la misma mala idea que ella.