Roger Federer celebra uno de sus puntos
Roger Federer celebra uno de sus puntos - EFE

WimbledonEl golpe «mágico» de Roger Federer que enloqueció a las gradas

El tenista suizo se inventó un genial giro de muñeca para devolver una bola de Pouille que parecía ganadora

Actualizado:

Pese a afrontar la recta final de su genial carrera deportiva, o al menos eso debría estar haciendo a sus 37 años, Roger Federer dejó para el recuerdo el mejor golpe que se ha visto en la presente edición del torneo de Wimbledon.

El tenista suizo se inventó un genial e inesperado giro de muñeca después de alcanzar una bola de Lucas Pouille que parecía ganadora. Con él logró superar a su rival y levantar a la grada del torneo inglés en medio de una generalizada expresión de asombro.

Incluso el comentarista televisivo se dejó llevar por la emoción, exclamando incrédulo un '¡Oh, Dios mío...!'.

Federer acabó batiendo a Lucas Pouille por 7-5, 6-2 y 7-6 (4) para acceder a la siguiente ronda del torneo.