José María León, director de la Copa Sevilla, ante la pista central del Tenis Betis
José María León, director de la Copa Sevilla, ante la pista central del Tenis Betis - J. M. SERRANO

LVII Copa Sevilla de TenisJosé María León: «La ilusión del socio es lo que hace que el torneo siga existiendo»

El director de la Copa Sevilla de Tenis afronta la LVII edición del torneo ATP que acerca a Sevilla a grandes tenistas internacionales

SEVILLAActualizado:

En el Porvenir se esconde un torneo de tenis que lleva 57 años trayendo a la ciudad a jóvenes tenistas profesionales que buscan sumar puntos ATP. Es la Copa Sevilla y su director es José María León, un gran aficionado al tenis que quiere dar a este deporte su sitio en la capital.

¿Cuál es la clave para que el campeonato perviva durante 57 años en una ciudad en la que aparentemente hay poca cultura de tenis?

La clave es la ilusión y las ganas de tenis y de torneo que tiene y ha tenido siempre el socio. Ellos han apostado por esto y ponen su club durante diez días, fondos económicos y apoyan con colaboraciones múltiples de voluntarios, recogepelotas, etc. Es la ilusión del socio lo que ha hecho posible que este torneo siga existiendo.

Actualmente la Copa Sevilla es un Torneo ATP Challenger 90, ¿aspiran a subir de categoría?

Es complicado. Nos encantaría seguir creciendo pero tenemos que ser conscientes de las limitaciones que tenemos de espacio y de uso del club. El crecimiento no es fácil, pero está ahí, encima de la mesa.

¿Cómo se logra la calificación ATP del torneo?

Se consigue en 1991, una vez que el torneo pasa unos requisitos y condiciones técnicas de instalaciones de hospitalidad y de dinero en premios.

¿Ha ganado el torneo con el cambio de formato impuesto por la ATP?

Creo que sí. El nuevo formato de 48 jugadores extiende un día el cuadro final y da más oportunidades de ver más partidos de mayor nivel. Creo que el cambio va a ser positivo.

«Nadal llegó con quince años y cara de despistado; perdió en segunda ronda con el ganador del torneo y sumó aquí su primer punto ATP»

El acceso a los partidos es gratuito, ¿es fácil mantener este formato?

No es fácil. Porque seguimos creciendo cada año y esto supone que el presupuesto se incrementa y tenemos que buscar ingresos. Obviamente la entrada es un ingreso. Nuestra política sigue siendo no cobrar, entre otras cosas porque queremos potenciar el deporte en la ciudad y facilitar que el público entre, es un compromiso con el Ayuntamiento que es patrocinador a través del IMD.

¿Ha habido algún momento de crisis en el que viese peligrar el torneo?

No. A pesar de los malos momentos, de la crisis económica, que nos afectó, y de que muchas instituciones dejaron de apoyarnos. El respaldo del club y del socio es la base de este torneo y eso, afortunadamente, no falla. Y si el socio y el club tienen que apostar por el torneo lo han hecho y lo seguirán haciendo.

¿Es fácil conseguir patrocinios?

Es difícil. El tenis es un deporte mediático pero el fútbol es el que se lleva casi todos los esfuerzos de las grandes empresas. No es sencillo convencer a las empresas de que se trata de un sector importante que les puede dar una diferencia, pero poco a poco los vamos consiguiendo. El torneo crece y a medida que lo hace el espónsor es más consciente de la importancia que tiene. Este año Eurosport retransmite dos partidos de cuartos, las semifinales y la final. Y eso es un empuje muy importante para futuros patrocinadores.

¿Cúal de las ediciones en las que ha dirigido el torneo recuerda con más cariño o por alguna curiosidad?

Todas las ediciones son bonitas. Recuerdo el primer año que ganó Carreño, que venía con mucho currículum. El socio y el aficionado de Sevilla lo acogió como jugador local y lo siguió todo el torneo. Que ganara fue una ilusión grande para todos.

«El público acogió a Carreño como local desde el principio y lo siguió todo el torneo; fue una ilusión para todos que ganase»

¿Recuerda el año que vino Nadal?

Perfectamente, yo no era director del torneo pero lo recuerdo. Un chico joven con cara de despistado, ya se rumoreaba y se hablaba de que era un chico importante y efectivamente ganó su primer punto ATP aquí con quince años. Perdió en segunda ronda contra el italiano que ganó el torneo.

¿Hay algún tenista cuyo desarrollo como profesional fuese especialmente rápido después del torneo?

Muchos, pero especialmente Felix Auger Aliassime, que ganó hace dos años y hoy es top 20.

¿Ha tenido claro desde el principio en alguna edición que alguno de los jugadores iba a despuntar o llegar más lejos en el torneo? ¿Quién?

Hay jugadores que los ves y enseguida sabes que son especiales: Felix, Rublev, Robredo las primeras veces que vino... Pero en las últimas ediciones dan muchas sorpresas y ganan chicos muy jóvenes que a lo mejor no son los máximos candidatos a ganar.

¿Cree que los medios prestan la suficiente atención al torneo?

Poco a poco, cada vez los medios están más atentos al torneo. Como en casi todos los deportes, en tenis es Nadal el que se lleva todos los focos y lo demás es secundario. A nosotros nos pasa un poco lo mismo: hay torneos muy grandes en España y nosotros somos un hermano más pequeño, pero estamos contentos y a medida que crecemos crece la atención mediática.

«El club ha planteado un torneo femenino pero el problema es de instalación y de espacio; ahora es complicado»

¿Qué rendimiento pueden dar los jugadores que vienen de competir en el cuadro final del US Open?

Muy bueno. Vienen un italiano, Paolo Lorenzi, que ha hecho tercera ronda y Jaume Munar. También Guillermo García-López, que es un tenista contrastado, y Tommy Robredo que ya es un veterano pero que fue top 5.

¿Le gustaría que hubiese un torneo femenino de este calibre en Sevilla?

Me encantaría.

¿Se pondría al frente?

Bueno. El club lo ha planteado. Lo ideal sería paralelo, incluso algunas administraciones públicas nos han ofrecido el apoyo. Pero el problema es de instalación y de espacio. Lo hemos valorado pero es complicado.