Turismo Náutico

Echa el ancla en la Marina de Valencia

El puerto valenciano no escatima en servicios y comodidades para sus huéspedes

ValenciaActualizado:

La Marina de Valencia lo ha visto todo. Mega-yates de lujo amarrados en sus aguas para ver desde ellos la Copa América. Los mejores pilotos de Formula 1 compitiendo en su circuito. Barcas de pescadores descargando el marisco más fresco y grandes cruceros que traen a turistas de todo el mundo. Y, ahora también, miles de visitantes que acuden a disfrutar de su excelente oferta de ocio y gastronomía. ¡La Marina lo tiene todo!

Valencia cuenta actualmente con una de las marinas más modernas del Mediterráneo y amarrar el barco en sus dársenas nunca fue tan tentador. Se encuentra en una ubicación privilegiada, junto a la playa de la Malvarrosa, a pocos minutos del centro y con conexión directa al aeropuerto de Manises. Sus inmediaciones, además, son un polo de atracción para el deporte, el ocio, la gastronomía y la innovación, que se vuelve especialmente concurrido con el buen tiempo y los meses de verano.

Hay más de 800 amarres, pensados para esloras de 7 a 170 metros y con un calado promedio de 7,5 metros. De hecho, hay tres zonas diferenciadas, incluido un exclusivo pantalán central para megayates. Los precios son asequibles (a partir de 6,50 €/día y con descuentos de hasta el 40% por estancias anuales), pero las tarifas anuales completas pueden consultarse directamente en su web. Para reservar plaza, es posible contactar por teléfono (96 3812009) o por correo electrónico (marina@marinavalencia.com).

El puerto valenciano no escatima en servicios y comodidades para sus huéspedes. Atención 24 horas, asistencia a la maniobra, gasolinera los siete días de la semana, parking, tienda de servicios náuticos, videovigilancia, recogida de residuos, tarjetas magnéticas de acceso, televisión e Internet Wifi son algunos de sus reclamos. También hay una gran oferta de empresas náuticas, como las de alquiler de embarcaciones o de motos de agua.

La ciudad cuenta con seis clubes deportivos y tres federaciones deportivas en su Marina. Como es fácil convertirse en asiduo, puede ser útil inscribirse en el Real Club Náutico de València, una asociación privada que data de 1903 y pone a disposición de sus socios amarres y actividades de muchos tipos. Desde una escuela de vela a otra de tenis, pasando por clases de natación en la piscina, academia de inglés y actividades de animación lectora.

Hay también empresas que potencian la práctica del deporte marino, como Quick Sail, Fun & Quad y Ocean Republik, con cursos de surf, wind surf, kite surf, stand up paddle o fly board y alquiler de motos de agua y kayaks. Y hasta las hay que se dedican a organizar eventos en barcos o paseos en catamarán, como Mundo Marino.

Echar el ancla en Valencia no es solo una cuestión de transporte, sino también de gozo, pues la ciudad se vive desde una perspectiva completamente distinta estando amarrado en la Marina. A cinco minutos de allí se encuentra la Ciutat de les Arts i les Ciències, un complejo arquitectónico y de ocio único en el mundo. En 15 minutos se llega a un centro histórico de 2.000 años de historia, rico en patrimonio UNESCO y dotado de una excelente oferta museística. Por toda la ciudad y durante todo el año se puede disfrutar de una ecléctica agenda cultural, así como de una gastronomía nutrida por productos frescos y locales presentes también en mercados alimentarios muy singulares.

Además, si estás pensando en cambiar de embarcación o adquirir una nueva, el Valencia Boat Show es una oportunidad fantástica. La primera semana de noviembre, la Marina de València reunirá lo mejor de la náutica, con una selección de embarcaciones nuevas y novedades de 2019, motores, accesorios, y servicios náuticos. Aquellos que tengan la suerte de poder visitar València durante el Valencia Boat Show o en otras fechas, entenderán por qué estamos en tierra de marineros.