La sevillana Blanca Manchón celebra su sexto título mundial absoluto en las tablas de vela
La sevillana Blanca Manchón celebra su sexto título mundial absoluto en las tablas de vela - ABC
RACEBOARD

La sevillana Blanca Manchón se proclama campeona mundial sólo siete meses después de su maternidad

Ganó diez de las once mangas, demostrando estar «completamente recuperada» del alumbramiento de su primer hijo

SEVILLAActualizado:

La windsurfista sevillana Blanca Manchón se proclamó este viernes campeona del mundo de la clase Raceboard en la competición disputada desde el lunes en aguas de Salou (Tarragona), tan sólo siete meses después de su maternidad.

La sevillana logró diez victorias en las once mangas disputadas, dos de ellas en la última jornada junto con un segundo puesto que ya le aseguró su sexto título mundial absoluto en las tablas de vela, por delante de la finlandesa Tuuli Petaja, subcampeona olímpica en la clase RS:X en Río 2016 y que también fue segunda en Salou.

Con este nuevo título mundial, en este caso en una modalidad no olímpica como la de Raceboard, Manchón demuestra estar «completamente recuperada» del alumbramiento de su primer hijo hace apenas siete meses, según destacó en un comunicado su equipo.

La regatista del Training For Gold y Blondy se mostró exultante por este éxito: «Blanca Machón ha vuelto y está mejor que nunca», afirmó en declaraciones facilitadas por su equipo, además de confiar en que le sirva para «recuperar el apoyo de los patrocinadores» que perdió al quedarse «embarazada y abandonar momentáneamente la competición».

Blanca Manchón con su hijo Noah de 7 meses en lo más alto del podio
Blanca Manchón con su hijo Noah de 7 meses en lo más alto del podio- ABC

«No me esperaba estar en estas condiciones a estas alturas de la temporada y con un bebé de siete meses recién cumplidos durante el campeonato», recalcó la pentacampeona del mundo de la clase RS:X, en la que ganó los Mundiales de 2005 y 2010 y fue vencedora absoluta de la Copa del Mundo entre 2009 y 2011.

Explicó que sabía que en el último día le «valía con una buena manga» y por ello salió a «no cometer ningún fallo en la primera», en la que con su segundo puesto se aseguró el campeonato, con lo que ya en las dos restantes pudo disfrutar «sin presión» y volver a sentirse «importante» en su deporte «después de la maternidad».

«Esto me da unas fuerzas increíbles de cara a lo que resta de temporada, que es donde me juego la beca, y sobre todo para el ciclo olímpico de Tokio 2020. Y espero que sirva de acicate para recuperar el apoyo de los patrocinadores que perdí al quedarme embarazada y abandonar momentáneamente la competición», concluyó Manchón.

La siguiente cita internacional de la windsurfista sevillana será a principios de agosto en Aarus (Dinamarca).