en 18 meses

Hasta 14 nuevas plantas aportarán a Abengoa 600 millones de euros

Da por concluido oficialmente el ciclo de venta de negocios y empresas

Actualizado:

El consejero delegado de Abengoa, Manuel Sánchez Ortega, ha iniciado que con la venta de Befesa y Telvent, el grupo "da por concluido oficialmente" el ciclo y proceso de venta de negocios y empresas, tras lo que ha anunciado que la empresa prevé que entrarán a funcionar en los próximos 18 meses entre 12 y 14 plantas de diferente naturaleza e instalaciones energéticas, que aportarán 600 millones de euros a la cuenta de resultados.

Sánchez Ortega ha clausurado, junto al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, la conferencia mundial sobre biocombustibles World Biofuels 2013, tras lo que ha indicado a los periodistas que desde el punto de negocio, "se ha terminado el ciclo de rotación y venta de negocios, pues vendimos Telvent y estamos a punto de cerrar la venta Befesa, por lo que terminamos el ciclo de venta de negocios".

En ese sentido, ha indicado que a partir de ahora "consideraremos la venta puntual de algún proyecto, pero no se venderán más negocios". "Hemos transferido las dos actividades que generaban menos sinergia con el conjunto de actividad central de Abengoa, de forma que nos quedamos con una empresa tremendamente fuerte orientada en el ámbito de la energía y el medio ambiente, sobre todo el agua, y con un foco muy claro hacia la tecnología", ha agregado Sánchez Ortega.

Sánchez Ortega ha dejado claro que la segunda generación de biocombustibles "no sustituirá a la primera generación, sino que habrá ambas tecnologías", de forma que "va a haber primera y segunda generación pero no habrá más crecimiento de primera generación, sobre todo en países donde ésta se ha desarrollado intensamente como Europa, Estados Unidos o Brasil", aunque apunta que se podrá seguir desarrollando la primera "quizás donde no se ha desarrollado tanto como Latinoamérica". "Vivimos ahora el fin del crecimiento de la primera generación y el inicio de crecimiento de la segunda generación, que se complementarán, no se matarán", ha agregado Sánchez Ortega, quien destaca que esta segunda generación "ayudara a reducir conflictos internacionales por la energía y reducirá la emisión de CO2". "Se va a poder generar energía a través de las basuras, eso es una revolución pero será una realidad", ha agregado.

Ha recordado que la bioenergía de primera generación es un negocio "volátil" cuyos resultados se podrán ver en una serie de cinco a diez años, cuando "entonces podremos ver que es un buen negocio, aunque primero hay que estar preparados para años malos en el negocio de los biocombustibles". En ese sentido, deja claro que "este año no ha sido brillante, pero ha sido muchísimo mejor que el año anterior". De esta forma, Sánchez Ortega destaca que Abengoa "encara el futuro con mucho más optimismo, pues hemos hecho gestión eficiente de nuestro endeudamiento, no tenemos ningún vencimiento de deuda en 2013 que no tengamos ya cubierto ni vencimiento de deuda en 2014 que no este cubierto".

Nuevos proyectos

"Aunque lejos, empezamos a ver la luz al final del túnel, tras la situación financiera inestable e incierta que nos ha tocado gestionar en los últimos dos o tres años; se está dejando atrás esa etapa", ha aseverado Sánchez Ortega, quien asegura que la compañía "está tranquila, estable y tiene cierto optimismo; empezamos a ver que lo peor ha pasado y nos hace ver el futuro con optimismo".

Tras destacar que Abengoa "ha sido capaz de crecer en tres años malos a un 20 por ciento anual", ha resaltado que la empresa "ha pasado la parte dura y ahora nos queda la parte bonita", de forma que prevé durante los próximos 18 meses poner en marcha entre 12 y 14 plantas de diferente naturaleza, como solares, de transporte eléctrico o instalaciones de agua, que verán la luz en esos 18 meses, de forma que "entrarán en operación y aportarán 600 millones de euros a la cuenta de resultados de Abengoa".

Sánchez Ortega apunta que desde el punto de vista financiero a empresa se siente cómoda, aunque reconoce que no se siente cómodo "cuando vemos que todavía falta algo para que el mercado dé credibilidad a lo que venimos anunciando", algo que espera que cambie cuando esas plantas entren en operación en esos 18 meses y entren 600 millones adicionales al Ebitda, de forma que "dé credibilidad". "Cada vez queda menos que para que se cristalicen esos proyectos", ha agregado.

El consejero delegado de Abengoa reconoce que esta entrada en funcionamiento de plantas e instalaciones supone "un record y un reto en la puesta en marcha de activos", aunque indica que la empresa "está tranquila, pues con más de 28.000 personas en la compañía, lo vamos a sacar adelante", entre ellos las dos mayores plantas de producción solar del mundo en Estados Unidos que entrarán en producción o miles de kilómetros de líneas de transmisión eléctrica o plantas termosolares en Sudáfrica.