Afinsa devolverá siete años después el 5% de la inversión a los 190.000 afectados

Afinsa devolverá siete años después el 5% de la inversión a los 190.000 afectados

La administración concursal solo reintegrará 110 millones de los 2.207 que el grupo empresarial tiene retenidos, según Adicae

Actualizado:

La administración concursal de Afinsa ofrecerá a los 190.000 afectados la opción de recuperar el 5% de su inversión y seguir con el proceso siete años después, según ha anunciado la Asociación de Usuarios, Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) en un comunicado. Según ha explicado, la administración está ultimando el envío masivo de 190.000 cartas a todos los afectados para ofrecerles esta opción o bien «devolverles una filatelia de dudoso valor y salir del proceso, un absurdo, ya que ha quedado demostrado el carácter financiero de la entidad y que los afectados no pretendían comprar sellos».

Una vez solicitados, se prevé que los pagos comiencen en los meses de noviembre y diciembre de este año. En concreto, de los 2.207 millones de euros que Afinsa tiene retenidos, solo devolverá 110 millones. Adicae ha informado de que está preparando una campaña de información en toda España para poder llegar al mayor número de afectados con el objetivo de aumentar la movilización y organización de los afectados, «que seguirá aumentando hasta que los políticos den una salida a esta vergonzosa situación».

Para la asociación, la devolución «de un mísero 5% después de siete años del estallido del fraude muestra la tardanza e inutilidad del proceso concursal». «La ineficacia manifiesta de estos procesos concursales está amparada en un sistema que no está diseñado para tal magnitud de acreedores», ha aseverado. Por ello, la organización ha exigido «una solución real frente al fallo manifiesto del Estado de Derecho que arroja una cuenta de 470.000 víctimas, 10 juzgados estériles, cero responsables y cero soluciones». Adicae ha propuesto al Gobierno y a los grupos parlamentarios una solución por la que el Estado adquiera los derechos reconocidos a los afectados en el proceso concursal a través de su compra por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).