La mujer del fundador de Gowex asegura que ignoraba el fraude perpetrado por su marido
La esposa de Jenaro García, Florencia Maté, junto a su abogado - efe
empresa de wifi gratis

La mujer del fundador de Gowex asegura que ignoraba el fraude perpetrado por su marido

Florencia Maté ha quedado en libertad sin medidas cautelares tras declarar como imputada. Ordenó la transferencia para pagar la fianza de su marido desde la cuenta de Luxemburgo de la empresa que administraba y cuyos fondos desconocía

Actualizado:

La exconsejera de Gowex Florencia Maté ha asegurado este lunes que ignoraba el falseamiento de las cuentas de la empresa que confesó su marido, Jenaro García, y que incluso desconocía que la empresa, radicada en Luxemburgo de la que es administradora, dispusiera de una cuenta con cinco millones de euros.

Maté, que ha quedado en libertad sin medidas cautelares tras su declaración como imputada en la Audiencia Nacional, ha desvelado al juez Santiago Pedraz que, por consejo de sus abogados, ordenó una transferencia de 600.000 euros desde esa cuenta para hacer frente a la fianza que el magistrado impuso a su marido para no ingresar en prisión, han informado fuentes jurídicas.

El resto lo ha puesto a disposición de la Audiencia Nacional, excepto una pequeña parte para impuestos y gastos de transferencia, aunque ninguno de los dos movimientos, que ordenó tras la declaración como imputado de García el pasado día 14 y antes de que el juez pidiera el embargo de esa cuenta tres días después, ha llegado aún a la cuenta del Juzgado de Instrucción número 1.

La cuenta, que dispone de alrededor de cinco millones de euros y no de tres como confesó el expresidente de Gowex, está a nombre de la sociedad Arcole Venture, de la que Maté figura como administradora única. Sin embargo, la exconsejera de Gowex ha mantenido que no conocía su existencia y los fondos de los que disponía hasta que estalló el caso.

No solo eso, sino que tampoco sabía nada de los artificios impulsados por su marido para maquillar los resultados de la empresa de redes wifi y que la idea de poner a su asistenta al frente de varias sociedades "pantalla" partió de él.

La empleada de hogar del matrimonio, Guadalupe Esmeralda Almeida, explicó a Pedraz durante su interrogatorio el pasado 21 de julio que había recibido 300 euros por estampar su firma como administradora de varias de las sociedades que usó su jefe para falsear las cuentas y que había sido Maté la que le había comentado que necesitaban empleados para unas empresas que estaban montando. Tras reconocerlo, Maté ha precisado que su esposo le pidió ayuda para encontrar a gente para trabajar en esas empresas y por ello se lo ofreció a su asistenta.

Hoy también ha comparecido el exconsejero Ricardo Moreno Warleta, que ha asegurado que entró en la empresa a petición de su fundador porque hacía falta un consejero independiente para preparar su salida a bolsa en 2010, cargo por el que percibía 1.100 euros al mes y por el que le dieron 50.000 "stock-options", que nunca ejecutó.

Moreno, que también ha quedado en libertad sin medidas, ha sostenido que es analista financiero y que comprobó que las cuentas y la auditoria eran correctas y que jamás pensó que pudiera estar falseadas.

Dos años después, en abril de 2012, Gowex era un grupo ya consolidado y lo abandonó sin haber percibido ningún beneficio del mismo.

En total, el magistrado mantiene imputadas a once personas, entre ellas el director financiero, Francisco Martínez Marugán, en libertad bajo fianza de 50.000 euros; el auditor de M&A José Antonio Díaz Villanueva que auditó las cuentas de Gowex, que se encuentra en libertad bajo fianza de 200.000 euros, y el consejero Javier Solsona.