La sala de empaquetado de Orangina Schweppes de la factoría alcalareña
La sala de empaquetado de Orangina Schweppes de la factoría alcalareña - ABC
bebidas

La fábrica de Alcalá que surte de Sunny Delight a toda España

La central de Orangina Schweppes en el sur de España cubre también el mercado francés y envasa La Casera

Actualizado:

El grupo Orangina Schweppes, que pertenece a la gran corporación japonesa de bebidas y alimentación Suntory, está consolidando la inversión de 28 millones de euros que realizó en 2012 en su fábrica de Alcalá de Guadaíra, donde produce dos de sus marcas emblemáticas: Sunny Delight y La Casera. La factoría sevillana está al 60% de su capacidad de procesado, aunque llega al 80% en verano, momento álgido del mercado de bebidas refrescantes.

El grupo ha centralizado en Alcalá el 100% de la fabricación de Sunny desde que compró esta marca, en 2011, y desplazó la producción desde Mataró. Además de abastecer el mercado nacional y Portugal, desde finales de 2013 cubre también la demanda francesa, que ya absorbe el 20% de toda su producción de la bebida vitaminada de naranja sin gas, especialmente dirigida al público infantil.

Línea aséptica

El centro sevillano, donde trabajan 67 personas, fabrica más de 42 millones de litros de Sunny al año y otros 20 millones de La Casera. En conjunto, suponen 100 millones de botellas en sus diferentes formatos, también el envase cuadrado característico de Sunny Delight, gracias a una línea de soplado puntera de «pet» (plástico transparente).

El grueso de la inversión en la factoría alcalareña se dirigió al montaje de una línea de llenado aséptica totalmente automatizada, que procesa 40.000 botellas por hora y garantiza la eliminación de todos los microorganismos que puedan ser patógenos para el ser humano, según destacó el director de la fábrica, Valentín Rodríguez, durante una visita a la factoría.

Grandes tanques de azúcar, gas carbónico, zumos y esencias contienen los ingredientes de los refrescos, que luego se mezclan con agua en las «jaraberas» gigantes, donde caben hasta 40.000 litros. El agua supone en torno a la mitad de la fórmula del Sunny. Reducir la cantidad de azúcar es una de ls nuevas líneas de investigación de la compañía.

Aroma a naranja

En la sala de jarabes, el pulmón de la fábrica, hay un intenso olor a naranja. Además de la «llenadora» aséptica de 120 grifos, hay una sala de empaquetado robotizada y un gran almacén de 3.800 metros cuadrados. Cada día salen alrededor de 50 camiones de reparto desde esta instalaciones. La distribución de Sunny, una bebida refrigerada, se tiene que hacer en camiones frigoríficos, lo que encarece la logística. «Cuesta más el transporte desde Sevilla a Francia que producir la mercancía», señala el director de Operaciones del grupo, Carlos Santos.

Ventas

Orangina Schweppes facturó 350 millones en 2013 con sus 23 marcas y prevé mejorar las ventas este año un 3%. La tónica líder del mercado español debe su nombre a Jacob Schweppe, un joyero alemán afincado en Ginebra que inventó en 1793 el primer refresco carbonatado del mundo. Se encontraron restos de la botella de tónica original en el Titanic, un envase que el grupo ha restacado para su gama premium. La buena racha del gin tonic en España es la gran baza que juega la firma, que ha logrado también crecer con La Casera gracias a los combinados de sangría y tinto de verano.