Directivos del IAT presentaron ayer la bicicleta y la minimoto eléctricas
Directivos del IAT presentaron ayer la bicicleta y la minimoto eléctricas - ABC

La primera bicicleta eléctrica española es andaluza y catalana

El vehículo, fabricado en Barcelona con I+D sevillano, compite en precio con los chinos

Actualizado:

Torrot Electric Europe acaba de lanzar al mercado la primera bicicleta eléctrica diseñada y fabricada en España, que pretende competir en precios con los modelos chinos. Esta misma empresa, de capital andaluz y catalán, también ha sacado una gama de minimotos eléctricas, para niños de entre tres y doce años, que permite a los padres a través de un programa de software programar y controlar la potencia del vehículo.

El Instituto Andaluz de Tecnología (IAT) participa con un 12% en dicha sociedad, cuyo accionariado está muy repartido tras una reciente reestructuración. Otros socios destacados son el fabricante catalán de ciclomotores y bicicletas Torrot, representado en el consejo por su presidente Jorge Lasheras; el centro tecnológico catalán Ascamm y Edalma Inversiones.

El IAT, uno de las principales centros tecnológicos andaluces, con sede en Sevilla, aporta su I+D al diseño de estos vehículos, que se fabrican en las instalaciones de Torrot de Barcelona.

El lanzamiento de una motocicleta eléctrica, que fue anunciado por el IAT en 2011, tendrá que esperar al año próximo, según indicaron ayer el director general y el subdirector de este centro tecnológico, Miguel Ángel Luque y Juan Manuel González, respectivamente. Este proyecto «estrella» del Instituto lleva años de retraso por «problemas técnicos» y también, porque la crisis ha congelado el mercado de vehículos eléctricos, según indicó Miguel Ángel Luque.

El IAT y Torrot han sacado también una minimoto de batería para niños

La bicicleta eléctrica, denominada «CitySurfer», es un modelo plegable fabricado en aluminio que pesa 19 kilos. El precio de salida, de 799 euros, está por debajo de los modelos fabricados en China,  según aseguran los responsables del IAT. Cuenta con un motor eléctrico de 250 vatios y tiene autonomía para 50 ó 60 kilómetros. La batería de litio extraíble permite su recarga en cinco horas.

La minimoto, que se comercializa a 1.399 euros, es un «vehículo duro» que se promociona en la web de Torrot Electric Europe para la práctica del enduro, una modalidad de motociclismo que se realiza en campo abierto. Coge una velocidad máxima de 40 km/hora.

El IAT está buscando distribuidores andaluces y también una empresa ensambladora para montar estos vehículos eléctricos en Andalucía. Actualmente se comercializan a través de internet desde su fábrica en Barcelona.