Las propiedades de los Alba
Las propiedades de los Alba - abc
empresarios de éxito

El truco oculto de los 2.800 millones de euros de la Casa de Alba

Forbes sitúa a la familia aristócrata como los más ricos de Andalucía. Pero no es oro todo lo que reluce

Actualizado:

La familia Alba son ricos. Pero ricos, ricos: en historia, en títulos, en memorias, en patrimonio, en anécdotas... Forbes estima que tienen 2.800 millones de euros, la primera fortuna de Andalucía. Pero esa cifra tiene truco. Igual se podría decir que tienen 5.000 millones. O, llegado el caso, 20.000 millones. Porque mucho de lo que cuenta como «riqueza» de los Alba es patrimonio mobiliario e inmobiliario de valor incalculable. ¿Cuánto vale un tiziano, un goya, un rembrandt? ¿Cómo se tasa un palacio del siglo XV? Pueden costar lo que se quiera pagar por ellos. Pero su valor, es incalculable.

Igual se podría decir que tienen 5.000 millones. O, llegado el caso, 20.000 millones

Haciendo historia, se podría decir que la fortuna de los Alba se remonta siglos. Concretamente al siglo XIV, cuando el Rey Enrique II de Castilla otorga a esta familia castellana los señoríos de Oropesa y Valdecorneja. Veinte años antes de la llegada de Colón a América (lo que da una idea de la antigüedad de su linaje), otro Rey Enrique (el IV), elevaba a los Alba al rango de duques. Corría el año 1472.

Después los sucesivos monarcas irían recompensando a esta familia con numerosos títulos y tierras en pago por su apoyo. Sucesivos matrimonios con otras estirpes nobles y herencias que acaban en una sola persona desde varias ramas, dan como resultado el enorme patrimonio de la los Alba. Riqueza que los distintos duques de Alba se han encargado de mantener y cuidar.

Palacios y castillos

Los Alba tienen 19 castillos, 10 palacios, viviendas, nueve empresas para gestionar su patrimonio y para invertir en otros negocios, joyas de enorme valor (como la corona que lució Cayetana Fitz-James Stuart y su hija Eugenia Martínez de Irujo en sus respectivas bodas), 34.000 hectáreas de cultivo repartidas por toda España. Los tres palacios más representativos de la familia son los de Liria (Madrid), la casa de las Dueñas (en Sevilla) y Monterrey (en Salamanca).

Técnicamente, doña Cayetana de Alba era quien lideraba el raking de los andaluces más ricos. Pero con su fallecimiento el 20 de noviembre del pasado año, la fortuna pasó a sus hijos, de modo que se peude considerar que la dignidad de ser los más ricos del sur de España es cosa de los seis hermanos Alba.

La labor de los herederos (Carlos, Alfonso, Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia), así como de los Alba anteriores ha sido sobre todo, mantener el legado de la familia. Los castillos, los palacios, las tierras, los cuadros, los libros... Y, de paso, generar unos ingresos (por explotaciones ganaderas y agrícolas, por alquileres de locales e inmuebles) suficientes como para mantener la Casa y los que la componen. De momento, parece que lo han conseguido. Sin emabrgo, con la división entre los hermanos de la herencia está por ver si esa es la tendencia que siguen.