En el centro, el director de la Agencia Tributaria Santiago Menéndez
En el centro, el director de la Agencia Tributaria Santiago Menéndez - jaime garcía

Hacienda dobla el plus de productividad a los inspectores para combatir el fraude

La Agencia Tributaria elevará el sueldo a gran parte de su plantilla si recauda más de 11.300 millones este año

Actualizado:

La Agencia Tributaria incrementa sus recursos para perseguir la economía sumergida. Al igual que el año pasado, el organismo que dirige Santiago Menéndez ha puesto en marcha un plan especial «antifraude» que prevé subir el sueldo a su plantilla si se cumplen determinados requisitos. Este año Hacienda duplicará el plus de 2014 para aumentar los sueldos de inspectores, técnicos, administrativos y auxiliares si superan los 11.300 millones de ingresos en la lucha contra el fraude. Si el llamado Plan Especial de Intensificación de Actuaciones supuso unos 19 millones de euros en aumento de retribuciones el pasado año, este ejercicio lo doblará con holgura, aseguran varias fuentes tributarias.

En 2014 este plan especial de incentivos fue un éxito y elevó en más de 2.262 millones los ingresos de la Agencia Tributaria para combatir la economía sumergida. El pasado ejercicio se lograron unos ingresos récord de lucha contra el fraude de 12.318 millones. Si el objetivo del plan era recaudar 1.568 millones adicionales al objetivo de la Agencia, de 9.333 millones, la cifra final se disparó 700 millones más de lo previsto, por lo que tuvo un grado de cumplimiento del 124%.

Este año el requisito para activar el complemento especial de productividad será conseguir más de 11.300 millones de euros a 30 de noviembre de 2015, un umbral por debajo de lo recaudado el pasado año. Previsiblemente se superará esta cifra, ya que en los seis primeros meses el organismo ha logrado ingresar más de 6.600 millones de euros.

La Agencia Tributaria ejecuta este plus de productividad para los funcionarios en varios tiempos. Por un lado, entrega a los empleados una retribución variable que, según el grado de cumplimiento exigido, se ingresa en julio y luego en diciembre. Esta parte es la más generosa del plus, y puede ascender a unos 11.000 euros en todo el año (dos pagos de 5.500 euros, como adelantó «El Confidencial»), en un caso de máximo cumplimiento entre el cuerpo superior de inspectores de Hacienda. En cuanto a un subinspector, la cantidad puede llegar a más de 5.000 euros en total.

Esta parte variable, no obstante, dependerá «del crédito final de productividad» del que disponga Hacienda en cada semestre, según la resolución del 12 de marzo firmada por el director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, para aprobar el plan especial de incentivos, documento al que ha tenido acceso ABC.

La otra parte fija es más reducida y simplemente exige el cumplimiento de ciertos criterios, como trabajar entre seis y diez horas adicionales cada semestre, según el colectivo y las condiciones específicas. Esta parte consta de dos entregas a cuenta, en mayo y octubre, de hasta 300 euros en total como máximo.

Altos cargos

El plan, que no contó con el visto bueno de los sindicatos que representan a los empleados de la Agencia Tributaria, excluye al personal laboral y solo afecta a aquellos trabajadores que se adhirieran expresamente al mismo.

Cuanto mayor es el nivel laboral, mayores son las retribuciones. Por un lado, esto asegura que los funcionarios que tienen mayor implicación en cumplir los objetivos de recaudación de lucha contra el fraude sean los más incentivados. Es decir, los inspectores y los técnicos de Hacienda están a la cabeza en cuanto al montante del plus. Al aumentar la parte variable, también han aumentado los complementos a los niveles superiores del funcionariado de la Agencia Tributaria.

Sin embargo, UGT señala que ello permite que los altos cargos y el personal de libre designación -es decir, elegidos a dedo y que suman más de 700 trabajadores en la Agencia- también se puedan beneficiar de este plan. Y califican de «opacos» los criterios para repartir este complemento de productividad.

Como fuere, los primeros datos de julio para aupar los ingresos de lucha contra el fraude son positivos. Según Gestha y UGT, de media el primer pago del complemento especial fue mayor este mes de julio que el plus completo de 2014. Si los inspectores de Hacienda y el cuerpo superior de vigilancia aduanera cobró de media 3.120 euros adicionales el año pasado, en julio la cifra llegó a 3.742 euros. Este aumento se repite en todos los cuerpos del funcionariado salvo en los auxiliares (nivel C2, que recibieron 475 euros en julio frente a los 529 de media el pasado año).

El plus que incluye el plan especial es solo una parte de los complementos por productividad que perciben los funcionarios de la Agencia Tributaria.

Menos personas

Año a año, la Agencia Tributaria ha ido perdiendo efectivos debido a los recortes emprendidos durante la crisis. En 2008 superaban los 27.900 efectivos, una cifra que se ha reducido a 25.260 personas el pasado año, de los que algo más de 1.800 son inspectores de Hacienda. Para este año, el Gobierno ha elevado la tasa de reposición del organismo al 100% y ha aumentado la oferta de empleo público.

A pesar de este adelgazamiento constante de la plantilla, la cifra de recaudación tributaria por la lucha contra el fraude no ha dejado de crecer. Este año el organismo pretende batir otro récord.