El 64% de los CEOs españoles se siente preparado para hacer frente a un ciberataque
El 64% de los CEOs españoles se siente preparado para hacer frente a un ciberataque - Adobestock

El 44% de los CEOs españoles prevé aumentar su plantilla entre un 6% y un 10% en tres años

Los riesgos que más preocupan a los máximos directivos de las empresas de España son los operacionales, los derivados de las tecnologías disruptivas, los climáticos, el proteccionismo y la ciberseguridad, según KPMG

MadridActualizado:

Los consejeros delegados (CEOs) de las principales empresas tienen buenas perspectivas en cuanto a las contrataciones de personal que esperan realizar en el futuro. En España, el 44% prevé incrementar entre un 6% y un 10% la plantilla en los próximos tres años, un dato ligeramente superior al de sus homólogos encuestados a nivel global (36%), según el Informe Global CEO Outlook 2019, elaborado por KPMG, en el que se ha entrevistado a 1.300 CEOs de las mayores compañías del mundo, incluidas 50 españolas.

Las expectativas positivas en torno al empleo coinciden con la confianza que la mayoría de los líderes empresariales (58% de los CEOs españoles y 53% de los globales) tienen en elevar sus ventas, concretamente hasta un 2% de promedio anual en los próximos tres ejercicios. Además, cuatro de cada 10 (42% en España y 45% en global) proyecta crecimientos anuales superiores al 2%, unos porcentajes en línea con los obtenidos el curso pasado.

Los máximos directivos españoles han mejorado su percepción sobre la evolución de la economía global. Si en 2018 un 56% se mostraba optimista, hoy la cifra asciende hasta el 64%, próxima al 62% de la media internacional. Los CEOs de países como Alemania, Reino Unido, Francia o China han sufrido, sin embargo, un retroceso de confianza que, en el caso británico, llega a ser de 34 puntos.

En cuanto a la expansión, el 80% de los CEOs españoles (63% globales) apunta los mercados emergentes como la primera prioridad de internacionalización para los próximos tres años, con América Latina como el destino preferido.

Principales preocupaciones

Los riesgos que más inquietan a los máximos ejecutivos en España son, por este orden, los operacionales —afectan a la actividad habitual de la compañía, como fallos en los sistemas, anomalías en los procesos—, los derivados de las tecnologías disruptivas, los climáticos, la vuelta al proteccionismo y los relacionados con la ciberseguridad. A nivel global, los encuestados señalan los mismos aspectos, aunque los problemas climáticos escalan a la primera posición mientras que los operacionales quedan relegados a la última.

La ciberseguridad cobra importancia entre los responsables de las organizaciones, que quieren blindarse ante posibles amenazas. Tanto es así que si en 2018 el 44% de los CEOs españoles afirmaba sentirse preparado para hacer frente a un ciberataque, este año el porcentaje sube 20 puntos, hasta el 64%. A escala global, el 68% de los directivos se declara capacitado. «Para los consumidores, el valor de sus datos es un aspecto que tienen muy presente. La marca de las organizaciones que sean más transparentes sobre la forma en que gestionan la privacidad y los datos se diferenciará automáticamente del resto y se ganará una mayor confianza del consumidor», sostiene Marc Martínez, socio responsable de Ciberseguridad de KPMG en España.

Dos tercios de los CEOs (66% españoles y 67% globales) creen que actuar con rapidez es absolutamente fundamental, ya que quien adolezca de lentitud será irrelevante y desaparecerá, por lo que es más importante que nunca implantar enfoques ágiles en todos los ámbitos de la empresa, una pretensión que no afecta solo a los procesos sino también a los propios CEOs, que cada vez están menos tiempo en sus cargos, con una duración media del mandato que actualmente se sitúa en los cinco años, según asegura el 62% de los CEOs españoles (74% globales).

Para Hilario Albarracín, presidente de KPMG España, «los máximos ejecutivos de las empresas están reprogramando sus compañías para hacer frente al cambio constante y crear organizaciones más ágiles y resilientes en el futuro. En este escenario, la inversión en tecnología es condición sine qua non para sobrevivir en la era digital».

Una de las maneras tradicionales de mejorar las competencias digitales de las firmas son las fusiones o las adquisiciones y por eso este asunto está en la agenda del 86% de los CEOs españoles, en línea con la opinión de los globales (84%). El interés fundamental de este tipo de operaciones radica en su capacidad para transformar un modelo de negocio más rápidamente que con crecimiento orgánico.

«Los máximos ejecutivos de las empresas están reprogramando sus compañías para hacer frente al cambio constante y crear organizaciones más ágiles y resilientes en el futuro. La inversión en tecnología es condición sine qua non para sobrevivir en la era digital»

La Inteligencia Artificial (IA) está también en la mente de los CEOs aunque solo el 4% de los españoles, frente al 16% de los globales, ha implantado programas de IA y automatización. Otro 36% de los españoles (31% globales) dice que sigue en la fase piloto, y más de la mitad de los CEOs (60% españoles y 53% globales) está llevando a cabo una implementación limitada.