El consejero delegado de Abanca, Francisco Botas y el propietario del banco, Juan Carlos Escotet, y el director financiero, Alberto de Francisco
El consejero delegado de Abanca, Francisco Botas y el propietario del banco, Juan Carlos Escotet, y el director financiero, Alberto de Francisco - Miguel Muñiz

Abanca entra en EE.UU. con una oficina en Miami

Abrirá antes de que finalice 2018 y contará con 12 empleados, cuatro españoles y el resto estadounidenses

MadridActualizado:

Abanca, entidad fruto de la fusión de Caixagalicia y Caixanova y desde finales de 2013 propiedad del venezolano Juan Carlos Escotet, entrará este mismo año en el mercado estadounidense. La entidad gallega, que llevaba un año trabajando en este proyecto de internacionalización, ha obtenido finalmente la licencia necesaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos para abrir una oficina en Miami y operar en ese país.

El banco centrará su plan de crecimiento en Miami en el colectivo de no residente iberoamericanos, españoles y portugueses de la ciudad norteamericana. Esa licencia le permitirá operar, en concreto, con empresas y particulares no residentes y solo en determinadas circunstancias con residentes de rentas medias y altas.

«Con esta nueva apertura, el objetivo de Abanca es seguir creciendo en mercados de alto potencial y, como en el caso de Portugal, en el segmento de la empresa y de las rentas medias y altas», señaló ayer la entidad, que viene de cerrar la compra del negocio minorista de Deutsche Bank en Portugal y cuenta además con oficinas de representación en Brasil, México, Panamá, Venezuela, Francia, Alemania, Reino Unido y Suiza. La oficina de Miami abrirá antes de que finalice 2018 y contará con 12 empleados, cuatro españoles y el resto estadounidenses.