Adif estudia que los AVE circulen de noche tras la liberalización

El administrador ferroviario bonificará los cánones para que se abaraten los billetes

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La liberalización del AVE, prevista para diciembre del año que viene, se ha convertido en un «proyecto de Estado» para España y en una «oportunidad» para subsanar la «elevada deuda» de Adif. Así lo cree la presidenta de la compañía pública, Isabel Pardo de Vera, que explicó ayer en un encuentro con los medios de comunicación las previsiones que maneja el administrador ferroviario respecto a este proceso.

Para empezar, Adif espera que la entrada de la competencia en el AVE incremente un 30% sus ingresos en cánones hasta 2025. Por el momento, la compañía pública factura 500 millones al año por estas tasas, que son básicamente las tarifas que cobra el gestor a Renfe por utilizar sus vías. Para hacer más atractiva la privatización del AVE, la empresa tiene la intención de publicar en septiembre la evolución que tendrán estos cánones hasta 2025. Esto aportará «certidumbre» a las empresas interesadas en el proceso, según Pardo de Vera.

Además, la directiva anunció este jueves que si se cumplen los incrementos de tráfico previstos -Adif espera contar con un 50% más de viajeros tras la liberalización- la compañía bonificará estas tarifas. Estas iniciativas, eso sí, quedan supeditadas a que se forme Gobierno y se apruebe la nueva ley ferroviaria.

Más allá de los cánones, la presidenta de Adif reconoció que se está estudiando la posibilidad de que los trenes de alta velocidad puedan circular por la noche, «siempre que estas rutas no interfieran en las labores de mantenimiento que normalmente se producen en esas horas». Asimismo, Pardo de Vera dejó la puerta abierta a que se cree una especie de velocidad mediana cuando se produzca la apertura del mercado.

Chamartín, nuevo eje

Todos estos planes tienen el objetivo de hacer «más atractiva» la liberalización ferroviaria, un proceso en el que, además de operadores ferroviarios, se han interesado fondos de inversión y fabricantes de trenes, según destacó la propia presidenta de Adif.

El trazado entre Madrid y Barcelona es el que mayor interés está recibiendo por parte de estas empresas, aunque según Pardo de Vera «también han preguntado por los corredores del norte y el Barcelona-Valencia». Los interesados tendrán hasta el 31 de octubre para presentar sus ofertas y será a finales de diciembre cuando Adif seleccione a los ganadores. Una vez se abra el mercado, estas empresas tendrán cinco años para poner sus servicios en funcionamiento.

La directiva hizo referencia de igual forma a la importancia que tendrá la estación madrileña de Chamartín en este nuevo mercado, ya que esta terminal será determinante para evitar las congestiones en Atocha. Los planes de la compañía pasan por poner en marcha el túnel de alta velocidad que permitirá unir las dos estaciones de la capital antes de que se produzca la liberalización.

De igual forma, Adif licitará en octubre el concurso para remodelar la estación de Chamartín junto a Distrito Castellana Norte (DCN). Este contrato tendrá un coste aproximado de 966 millones de euros y deberá contar con el visto bueno de la Comunidad de Madrid. Gracias a esta obra, la terminal pasará de contar con seis vías de AVE y tres andenesontará a 18 vías y 9 andenes.