Las ministras María Jesús Montero, Isabel Celaá y Meritxell Batet, en rueda de prensa
Las ministras María Jesús Montero, Isabel Celaá y Meritxell Batet, en rueda de prensa - EFE

España reduce el déficit público al 2,63%, pero incumple con la menor reducción desde 2012

El desfase presupuestario de las Administraciones públicas bajó en 2018 en 4.098 millones de euros, a 31.805 millones

El déficit de la Seguridad Social supera los 17.000 millones de euros

MadridActualizado:

España bajó por primera vez en diez años su déficit público del 3% del PIB, pero incumplió su objetivo en cuatro décimas, y materializó la menor reducción del agujero de las administraciones desde 2012. Así, como ha anunciado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el agujero de las cuentas públicas bajó del 3,1% del PIB al 2,63%, una bajada de 4.098 millones que se debió al crecimiento económico y que permitirá a España salir del Procedimiento de Déficit Excesivo (PDE) de la Comisión Europea en el que llevaba inmerso desde 2009.

De esta forma, pese a que el agujero mejoró el 2,7% del PIB que preveía el Gobierno, se incumplió su objetivo del 2,2% aprobado por las Cortes y comprometido inicialmente con Bruselas, que después cedió a las demandas del Ejecutivo socialista. Toda la rebaja se debió al crecimiento, por lo que el esfuerzo fiscal fue el más bajo en años.

«La reducción del déficit ha sido más intensa de lo que pronosticaban la mayoría de los organismos», ha defendido en todo caso Montero, señalando a las previsiones en torno al 2,7% del Banco de España, el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea y la Autoridad de Responsabilidad Fiscal Indepediente (Airef). «España camina en la dirección y cada partida de gasto que se aprueba tiene su contrapartida de gasto», ha añadido en referencia al mayor gasto público derivado de los decretos que está sacando adelante el Ejecutivo socialista.

La Administración central, con un 1,5% del PIB —frente al objetivo de 0,7% y el 1,8% que registró en 2017—, sigue como la que más déficit tiene, seguida de la Seguridad Social, con un 1,41% del PIB en lo que supone una reducción frente al 1,44 anterior aunque aumentó 313 millones en términos absolutos hasta la friolera de 17.088 millones de euros. Las comunidades autónomas cumplieron con un déficit del 0,23% del PIB y las corporaciones locales cosecharon un superávit de 0,5 puntos porcentuales.