Un paciente con una receta de Ventolín
Un paciente con una receta de Ventolín - BELÉN DÍAZ

La Airef critica que el copago de fármacos actual perjudica a los trabajadores de menor renta

El organismo pide imitar las subastas de la luz en los medicamentos y que el paciente con receta tenga mayor capacidad de decisión entre productos de marca o genéricos, como adelantó ABC

La Airef plantea fijar el copago según el nivel de ingresos para toda la población y destaca que el sistema actual beneficia a los jubilados con mayores rentas

MADRIDActualizado:

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) propone mejorar la solidaridad del modelo de copago farmacéutico y elevar la eficiencia del gasto. Para ello ha publicado hoy su informe de evaluación de los 10.600 millones de euros de gasto público en medicamentos dispensados con receta. Como adelantó ABC, la Autoridad Fiscal propone una subasta nacional de medicamentos que copie el modelo de la que existe en el mercado eléctrico para mejorar la experiencia de las pujas en Andalucía, única región en la que existe este sistema.

El modelo que propone la Airef se abriría a varios operadores y se articularía por lotes, de forma que cuando se recibieran las ofertas hasta el precio topel, se pagaría lo mismo a todos los fabricantes que se han presentado, como ocurre con las subastas eléctricas. Esto mejora el modelo andaluz, en el que cada producto se adjudica a un solo fabricante, el que gana la subasta, y que ha provocdo que los grandes laboratorios no opten por presentarse y en ocasiones se produzca una falta de suministro en determinados fármacos.

Los farmacéuticos y los fabricantes, en contra

Pese a ello, la Airef también señala que la subasta en Andalucía ha ahorrado 560 millones en cinco años. Con el nuevo sistema, el organismo prevé que las farmacias más grandes reducirán sus márgenes pero no así las más pequeñas: es lo que ha ocurrido en la comunidad autónoma. En general, también reclama que las farmacias ganen valor añadido y den una mayor asistencia a los pacientes. El Consejo General de Farmacéuticos ha señalado que el modelo de la Autoridad Fiscal supondría una «falta de equidad» y un «aumento de desabastecimientos».

La institución calcula un ahorro acumulado de algo más de mil millones de euros con una batería de recomendaciones para reformar el sistema en profundidad para ganar en eficiencia, pero también en equidad y justicia. En este sentido, la autoridad plantea como avanzó ABC que el paciente con receta pueda elegir entre medicamentos genéricos (o con el mismo precio) y otros de mayor coste de marca, abonando la diferencia, mediante el llamado «copago evitable». Ello incentivaría aún más el consumo de genéricos por precio y al mismo tiempo daría más capacidad de decisión a los pacientes que opten por fármacos de marca.

«El estudio de Airef sobre gasto en recetas se centra en la reducción de costes a corto plazo y deja de lado el valor y el ahorro que aporta la inversión pública en medicamentos», ha lamentado, por su parte, la patronal de los fabricantes Farmaindustria.

Copagos por nivel de renta

La Autoridad Fiscal también idea un sistema de copago por renta que elimine la distinción entre pensionistas y activos ya que, a su entender, perjudica a los trabajadores de menor renta, jóvenes y parados y beneficia a los pensionistas de mayores ingresos.

En la actualidad los pensionistas que ganan hasta 100.000 euros tienen un copago del 10%, que aumenta al 60% si ingresan más. A partir de 8,23 euros al mes o 18,52 euros (si ganan más de 18.000 euros anuales), ya no pagan la diferencia. Mientras tanto, un joven, un desempleado de larga duración o un trabajador con un sueldo medio (23.156 euros al año) aportaría más que un pensionista: un 40% sin ningún límite.

Por ello, la Airef propone igualar el tratamiento de activos y pensionistas, que los límites sean anuales y no mensuales e introducir un sistema de copago progresivo en seis tramos de renta: menos de 12.000 euros, de 12.000 a 18.000 euros, de 18.000 a 30.000, de 30.000 a 60.000, de 60.000 a 100.000 y el resto. La distinción entre activos y pensionistas se introdujo en 1978 aunque el modelo vigente de porcentajes entró en 2012.

Comparativa europea

El Gobierno plantea en el Programa de Estabilidad remitido a Bruselas incorporar medidas como la subasta nacional para recoger cuanto antes el ahorro estimado. La Airef señala a España como un país que, frente a sus homólogos europeos, gasta algo más en productos farmacéuticos (un 0,98% del PIB frente al 0,8% de la OCDE) , que tiene un consumo de genéricos del 22% del total de medicamentos, inferior en trece puntos frente a Alemania y Reino Unido. Por ello, ve margen de mejora incorporando una mayor eficiencia.