ADOBESTOCK

Añade un extra a tu sueldo mediante las mejores estrategias de inversión para el momento actual

Las Bolsas mundiales han empezado bien el año y solo en enero y febrero han recuperado casi todas las pérdidas de la última parte del año pasado

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tras un 2018 muy malo para la inversión en renta variable, las Bolsas mundiales han empezado bien el año y solo en enero y febrero han recuperado casi todas las pérdidas de la última parte del año pasado. En el último informe de inversiones de Deutsche Bank se destaca que en febrero, Wall Street subió un 3%; el Eurostoxx 50, un 4,4% y el Ibex 35, un 2,4%. El gran impulsor de los mercados fue el acercamiento de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, con un acuerdo final que se firmará previsiblemente en abril. Por otro lado, se mantienen algunas incertidumbres en el ámbito político y económico como la falta de consenso para la salida del Reino Unido de la UE y la desaceleración en Europa, especialmente en Italia, que ha entrado en recesión; y en Alemania, donde el PIB está estancado.

Con este panorama, los analistas de Deutsche Bank mantienen «una visión prudente de los mercados» debido a que «muchos otros frentes siguen abiertos». En esta lína, aseguran que «en las carteras de marzo se reduce el peso de la renta variable, pasando este porcentaje a luidez, a la espera de nuevas oportunidades de inversión».

«Las valoraciones bursátiles siguen siendo atractivas en términos históricos si asumimos que los resultados empresariales crecen en línea con lo previsto por el consenso» (Aguirre. Renta 4)

La directora de Análisis y Estrategia de Renta 4, Natalia Aguirre, confirma la remontada de las Bolsas: «Después de un año 2018 muy negativo en las Bolsas, especialmente en la parte final por las dudas sobre el ciclo económico, la recuperación desde los mínimos de finales de diciembre ha sido sustancial». El contexto político y los bancos centrales son los responsables de un aumento del optimismo. «Las razones para esta recuperación han sido unas positivas expectativas de acuerdo comercial , unos bancos centrales pacientes dispuestos a que sus próximos movimientos de política monetaria sean 'data-dependientes' (mostrando así su sensibilidad a las señales de desaceleración económica), y la expectativa de una prórroga en el proceso del Brexit que evite el peor escenario», argumenta Aguirre.

Para que la Bolsa siga ampliando las subidas, desde Renta 4 consideran necesarios «nuevos catalizadores» ya que «siguen persistiendo riesgos que podrían poner freno a los fuertes avances acumulados en los dos últimos meses» como el acuerdo comercial entre China y Estados Unidos, los datos macro en Europa, la dificultad de Italia para cumplir con el déficit, el previsible alargamiento del proceso del Brexit o los resultados empresariales del último trimestre de 2018. «Las valoraciones bursátiles siguen siendo atractivas en términos históricos si asumimos que los resultados empresariales crecen en línea con lo previsto por el consenso», explica Aguirre.

«Actualmente, se puede ir haciendo cartera, aprovechando para incrementar posiciones, bien si los mercados corrigen y se van a soportes, bien si los problemas que persisten se van cerrando y los mercados rompen sus líneas de resistencia» (De Vicente. Evolutio Capital Investment)

Por su parte, Pablo de Vicente, asesor de Evolutio Capital Investment, también recalca el Brexit como uno de los factores de riesgo para la estabilidad financiera. «Un Brexit duro no le conviene a nadie ya que entraríamos en una zona de poca visibilidad, como si se tratara de dos economías que no se conocen de nada y que tienen que empezar de nuevo, en sus acuerdos, en los impuestos, etc. Los mercados corregirían de más a menos en este orden, probablemente con virulencia: Reino Unido, zona euro, Europa, Estados Unidos y resto de países o zonas». No obstante, De Vicente apunta que es un «momento ideal para incrementar posiciones» ante la cercanía del acuerdo final entre Estados Unidos y China y la recuperación de posiciones de las Bolsas tras las caídad del ejercicio pasado. «Actualmente, se puede ir haciendo cartera, aprovechando para incrementar posiciones, bien si los mercados corrigen y se van a soportes, bien si los problemas que persisten se van cerrando y los mercados rompen sus líneas de resistencia», añade .

Valores con rentabilidad por dividendo

A la pregunta de si vuelve a haber una oportunidad para la renta variable tras el buen comienzo del año, la analista de Renta 4 subraya que la oportunidad se dio realmente a finales de 2018, ya que a partir de ahí, las Bolsas han subido un 20% en EE.UU. y más del 10% en Europa. «A partir de aquí el mercado necesita nuevos catalizadores como comentábamos antes, el principal sería que mejoren las expectativas del ciclo económico. Creemos que el mercado irá dando oportunidades a lo largo del año y que no hay que correr detrás de los precios», incide.

Como estrategia de inversión, desde Renta 4 sí apuestan por la Bolsa ya que consideran que para un perfil de riesgo medio «sigue ofreciendo el mejor binomio rentabilidad y riesgo». «Creemos que el mercado irá dando oportunidades a lo largo del año, asociadas a la mayor volatilidad esperada. Recomendamos ser muy selectivos por valores. Una buena opción sigue siendo invertir en valores con alta y sostenible rentabilidad por dividendo, para al potencial de revalorización de las acciones añadirle un flujo recurrente de ingresos como es el el dividendo».

«Muchos inversores mal perfilados no aguantaron y se salieron de los mercados. Todo esto ha provocado que el ánimo inversor haya quedado muy resentido, pero creo que los problemas se irán solucionando en gran parte» (De Vicente. Evolutio Capital Investment)

Para De Vicente (Evolutio Capital Investment) vuelve a haber una oportunidad para la renta variable tras el buen comienzo de año. «Muchos inversores mal perfilados no aguantaron y se salieron de los mercados. Todo esto ha provocado que el ánimo inversor haya quedado muy resentido, pero creo que los problemas se irán solucionando en gran parte, y finalmente, junto con unos mejores datos a nivel global, los inversores se animarán de nuevo e impulsarán las cotizaciones», explica.

La clave, según De Vicente, reside en «la diversificación o descorrelación», es decir, en «no poner los huevos en la misma cesta». Su apuesta de inversión pasa por Estados Unidos ya que «es la zona que mejor se ha comportado desde los soportes que se hicieron en Nochebuena». También considera que los mercados europeos podrían repuntar en los próximos meses si se despejan algunos problemas y tras el anuncio del BCE de que seguirá con sus programas de estímulo. Por otro lado, dentro de los países emergentes recomienda, por este orden: Brasil e India.

Seguir contando con renta fija

Asimismo, el asesor de Evolutio Capital Investment recuerda que «hay que contar aún con la renta fija». «Esta la podemos instrumentar en bonos directos, fondos de inversión o ETFs». En cuanto a la gestión alternativa («hedge funds», etc) subraya que «pasaron un 2018 muy malo dadas las correlaciones tan altas comentadas entre todo tipo de activos», pero apuesta por ellas en pequeña cuantía: «Una parte de las carteras debe contar con cierto porcentaje en relación al perfil del inversor en esta serie de productos, que con volatilidades históricas similiares a la renta fija pueden ofrecer rendimientos superiores a esta».

Otro de los analistas consultados, el director de Value School, Gonzalo Recarte, habla de dos claves fundamentales: método y disciplina como inversores a largo plazo. «Si tu horizonte de inversión es a largo plazo, las acciones reportan las mejores rentabilidades frente a otros activos. Un dato que muestra el coste de oportunidad de no estar inviertiendo es que si te pierdes los 10 mejores días de la Bolsa de los últimos 40 años, tu rentabilidad será un 52% inferior a como habría sido en el caso de sí tener dinero invertido». Respecto a dónde invertir nuestro dinero en el momento actual, Recarte destaca que «los activos reales son la mejor solución para mantener el poder adquisitivo a largo plazo».

«Si tu horizonte de inversión es a largo plazo, las acciones reportan las mejores rentabilidades frente a otros activos» (Recarte. Value School)

Por otro lado, sobre las incertidumbres que se ciernen sobre el panorama político, desde Value School quitan importancia al Brexit. «Creemos que el mercado ha exagerado la situación en Reino Unido y los mercados han sobre reaccionado. Creemos que se encontrará una solución que satisfaga a todas las partes».