La presidenta del Gobierno balear, la socialista Francina Armengol, junto a Pedro Sánchez
La presidenta del Gobierno balear, la socialista Francina Armengol, junto a Pedro Sánchez - ABC

Armengol anuncia que el nuevo Régimen Especial para Baleares entrará en vigor en 2019

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido con la mandataria autonómica socialista para tratar sobre posibles mejoras en las inversiones del Estado en la Comunidad

Palma de MallorcaActualizado:

La presidenta del Gobierno balear, la socialista Francina Armengol, ha dado a conocer este miércoles que la Comunidad contará en 2019 con un nuevo Régimen Especial para Baleares (REB), figura creada décadas atrás para intentar compensar los costes propios de la insularidad. Así lo ha anunciado Armengol tras su reunión de esta mañana con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa.

La mandataria autonómica ha señalado que Sánchez recurrirá, si es preciso, a la figura del decreto ley para garantizar que el REB pueda entrar efectivamente en vigor el próximo año. En principio, Baleares se quedará en la media en lo referente a la inversión del Estado en las distintas comunidades. En la reunión de este miércoles, que se ha prolongado por espacio de unas dos horas, se ha hablado también sobre políticas de vivienda, movilidad y transición energética.

Según el comunicado emitido por el Gobierno central tras la reunión, el REB regulará un factor de insularidad que «se incluirá como dotación en los Presupuestos Generales del Estado de cada ejercicio por un periodo de cinco años revisable». En materia de transportes, el Ejecutivo de Sánchez incluirá en el REB «los descuentos del 75 por cien a los residentes para viajar, así como otras bonificaciones ligadas al transporte de mercancías». El citado descuento del 75 por cien entró ya en vigor en julio de este año. Además, el Gobierno calificará la gestión de puertos y aeropuertos como de «interés general» y se compromete al «desarrollo de las inversiones necesarias para su mantenimiento y adaptación a nuevos flujos de tráfico». Respecto al sector náutico, «se creará una comisión mixta para elaborar un plan de medidas de desarrollo».

Armengol ha indicado que el nuevo REB «es un avance importantísimo para Baleares», que permitirá compensar la insularidad en movilidad, empresas e inversiones del Estado. La presidenta ha hecho referencia, en ese sentido, a que el futuro Régimen Especial «blinda» el descuento del 75 por cien para los viajes hacia la Península y también «incluye desgravaciones fiscales para empresas de las Islas con el objetivo de fomentar la inversión, que puedan competir en igualdad de condiciones y elevar su competitividad». Armengol ha destacado, por último, que el nuevo REB «permitirá incrementar las inversiones del Estado en las Islas, garantizando que Baleares esté como mínimo en la media de la inversión territorializada».

Duras críticas del PP y de Cs

La portavoz adjunta del PP en el Parlamento balear, Marga Prohens, ha calificado como «muy decepcionante» la mencionada reunión. «Armengol ha ido a Madrid a hacerse una foto y a tomar el pelo a los ciudadanos y ciudadanas de Baleares», ha lamentado. Prohens también ha denunciado que la presidenta «ha sido incapaz de concretar» en qué fecha exacta se aprobará el REB, las medidas fiscales que se pondrán en marcha o las inversiones que se harán. «Los ciudadanos de Baleares saben hoy lo mismo que sabían ayer sobre este REB», ha afirmado, para añadir: «Armengol tiene una obligación y es la de concretar». Prohens ha dicho también, en referencia a la presidenta, que «desde el PP lo que le pedimos es que nos deje de engañar».

Asimismo, la portavoz adjunta popular ha indicado que «lo único que conocen» los ciudadanos de la Comunidad es el REB que se había anunciado ya con el anterior ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que incluía medidas que Armengol «no quiso firmar» y que suponían «380 millones de euros anuales para Baleares». Prohens ha recordado igualmente que en 2015, con el Ejecutivo que presidía entonces Mariano Rajoy, se habían pactado ya «unas medidas fiscales» que «suponían 190 millones de euros anuales», así como por vez primera un régimen fiscal propio para Baleares. En ese contexto, Prohens ha pedido a Armengol que convoque «mañana mismo» la Comisión de seguimiento del Régimen Especial y que «sea transparente por una vez».

En el mismo sentido crítico se ha pronunciado el portavoz de Cs en la Cámara regional, Xavier Pericay. «El resultado de la reunión no es el que esperábamos», ha dicho. Además, ha advertido de que «no existe ninguna garantía de que el REB se apruebe antes de que acabe la legislatura». Pericay ha recordado que «Armengol nos prometió un buen REB, que incluía un fondo de insularidad y deducciones fiscales para paliar los sobrecostes de la insularidad, entre otras medidas, pero parece que todo ha quedado en nada o casi nada». El portavoz de Cs ha recordado también que «en septiembre, en el Debate del Estado de la Autonomía, la presidenta del Govern se comprometió de manera contundente a que el REB estaría acordado en noviembre, y al final no ha sido así». Por último, Pericay ha denunciado que «Armengol nos ha engañado todo este tiempo» y que «no se pueden hacer promesas tan importantes sin tenerlas atadas».