El presidente de la Airef, José Luis Escrivá
El presidente de la Airef, José Luis Escrivá - EFE

La Autoridad Fiscal duda de que un impuesto a la banca encarezca el crédito

El presidente, José Luis Escrivá, advierte de que un deterioro de empresas y entes públicos pueden disparar la deuda en 40.000 millones de euros

J. T.
MADRIDActualizado:

La Autoridad Fiscal no cree, pese a los augurios más pesimistas del sector financiero, que un impuesto a la banca vaya a trasladarse a los clientes en forma de más intereses al crédito. El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), José Luis Escrivá, aseveróeste martes en Santander que poner un impuesto a la banca, como plantea el PSOE para financiar las pensiones, no tendría en sí que suponer un encarecimiento del crédito.

Escrivá intervino en el curso «La economía ante el blockchain. Lo que está por venir», organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) en el marco de los Cursos de Verano de la UIMP en Santander. El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, planea aprobar dos tributos al sector financiero, mediante un recargo en Sociedades y una tasa a las transacciones financieras, para recaudar 1.800 millones de euros y así pagar parte del alza a las pensiones.

Precisamente, un día antes en el mismo foro el consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, calificó de «erróneo» este tributo precisamente porque puede encarecer el crédito.

Escrivá alertó de que la deuda pública puede aumentar en 3,5 puntos del PIB por el deterioro de empresas y entes públicos, algunos «del sector financiero», quizá en referencia a la Sareb. Ello equivaldría a un incremento de más de 40.000 millones de euros del pasivo de las administraciones, que ahora coquetea con el 98% del PIB.

El presidente del organismo, que está realizando una evaluación del gasto de subvenciones y desembolso farmacéutico, también ha abogado por explotar y compartir los datos generados por las Administraciones Públicas con la comunidad académica y los legisladores, de manera segura y transparente, para así facilitar el diseño de políticas públicas más efectivas. Así lo está haciendo de forma anónima y segura con los datos de receptores de prestaciones por paro.

Escrivá ha apostado por que el «spending review» iniciado por la Airef sea el punto de partida hacia un nuevo modelo de políticas públicas basadas en la evidencia similar al instaurado, entre otros, por Barack Obama con su iniciativa «Commission on Evidence Based Policymaking».