Bankia, BBVA y Santander han retirado temporalmente su oferta hipotecaria de sus páginas web
Bankia, BBVA y Santander han retirado temporalmente su oferta hipotecaria de sus páginas web - ABC

La banca pone en revisión su oferta de hipotecas

Las principales entidades no permiten ahora mismo contratar nuevos créditos a la espera de lo que decida finalmente el Tribunal Supremo sobre el impuestos de AJD

MadridActualizado:

La sentencia del Tribunal Supremo que obligaba a los bancos a asumir el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) en la escritura de las hipotecas, en lugar de a los clientes, y la insólita rectificación 24 horas después del propio Alto Tribunal paralizando temporalmente y dejando ese fallo sin efecto ya tienen consecuencias a nivel comercial. Las principales entidades financieras del país han puesto en revisión su oferta de créditos para la compra de vivienda a la espera de conocer la postura final del Supremo.

Desde los grandes bancos admiten que aquellos consumidores que acudan ahora mismo a sus sucursales a solicitar información sobre las condiciones de sus hipotecas no obtendrán respuesta, ya que tras la rectificación del Supremo las entidades desconocen si, por ejemplo, tendrán que asumir o no el pago de ese impuesto, que supone una media de entre 2.000 y 3.000 euros por crédito. Además, en caso de que finalmente el Alto Tribunal mantenga su criterio y además obligue a devolver las cuantías abonadas anteriormente por los clientes, las entidades tendrán que revisar el clausulado de los contratos y, previsiblemente, modificar las condiciones, incluidos los precios.

Prueba de esa paralización temporal de la oferta es que entidades como el Santander, BBVA y Bankia han retirado temporalmente de sus páginas web el detalle de las condiciones de sus créditos hipotecarios. Otros bancos no han quitado esa información, pero reconocen que tienen también bajo revisión sus productos. Es más, desde alguna entidad reconocen ya que incluso se han revisado al alza las tarifas hipotecarias —elevando el diferencial en proporción al plazo medio del crédito y el impuesto— y «salvo operaciones ya señaladas para la firma y ofertas vinculantes, es de aplicación para todas las nuevas hipotecas los precios nuevos».