El Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos
El Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos - Maya Balanya

El Banco de España advierte a las entidades financieras de los riesgos del aumento de créditos al consumo

Pablo Herández de Cos emplaza a los bancos a reforzar capital y pide cautela a la hora de conceder este tipo de préstamos

BilbaoActualizado:

El Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, advirtió a las entidades financieras de los riesgos del alza de los créditos al consumo, que a su parecer pueden convertirse en una «fuente potencial de pérdidas». Durante su intervención en un acto celebrado este viernes en la Universidad de Deusto de Bilbao, el economista emplazó a los bancos a reforzar su capital, y advirtió de que todavía no se han superado todos los efectos negativos de la crisis.

La ponencia de De Cos era una de las más esperadas de la jornada sobre «Banca, Rentabilidad y Normalización Monetaria» que se celebró la mañana de este viernes en la Universidad de Deusto, a la que también acudieron el presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia; el viceconsejero vasco de Economía, Alberto Alberdi; y el presidente de KPMG en España, Hilario Albarracín. Durante su turno de palabra, el gobernador del Banco de España advirtió de que las entidades financieras no deben «descuidar la vigilancia de las condiciones de concesión de sus créditos» en la búsqueda de negocios rentables.

En este sentido, De Cos apuntó a que tasa de expansión crediticia «muy elevadas» como las que se producen en la actualidad en el segmento de la financiación bancaria a las familias para la adquisición de bienes de consumo duradero «podrían estar poniendo de manifiesto una relajación en los criterios de admisión y selección de riesgo». Una tendencia que, tal y como «la experiencia histórica demuestra una y otra vez», se acaban «traduciendo en aumentos notables de la morosidad».

En esta línea, el economista puso de relieve que el repunte en el volumen de activos dudosos en la cartera crediticia de los bancos del Estado a consecuencia del crecimiento «demasiado rápido del crédito» podría convertirse, «desde una fuente alternativa de ingresos», en una «fuente potencial de pérdidas».

Retos

El gobernador del Banco de España puso en valor la «notable mejoría» del tejido bancario estatal, si bien advirtió también de los principales retos a los que ha de enfrentarse el sector. En este sentido, apuntó a que el país no ha logrado todavía superar todos los efectos adversos de la crisis económica, entre los que se encuentran la caída de la rentabilidad.

Al respecto, De Cos subrayó que el reducido nivel actual de la rentabilidad media se da en el negocio en España, algo que achacó al elevado nivel de los activos dudosos o a la «significativa caída» de los ingresos tras la crisis asociado a la «fuerte reducción» del tamaño de los balances de las entidades. Dado que a corto y medio plazo no se prevé un crecimiento de los saldos de crédito similar al de antes de la crisis para compensar la reducción de los márgenes de intermediación, el experto consideró que la recuperación de la rentabilidad bancaria deberá basarse en la «continuación del proceso de ajuste de los gastos, en la búsqueda de fuentes alternativas de ingresos y una mujer de la eficiencia».

Otro de los retos es la adaptación al marco de mayores exigencias de capital y liquidez, así como requisitos adicionales de resolución. Tras los avances recientes, las entidades españolas se sitúan en torno a la media de la Unión Europea (UE) en términos de liquidez y apalancamiento, pero por debajo del resto de países europeos en términos de capital CET1. Por ello, les emplazó a seguir reforzando su capital.

Por último, De Cos se refirió a las nuevas tecnologías, que suponen retos en términos de mayor competencia pero también oportunidades: «La reducida penetración actual de la banca digital en España hace pensar que existe un amplio margen para su desarrollo», afirmó.