El Santander cerrará también 1.150 sucursales en España
El Santander cerrará también 1.150 sucursales en España - REUTERS

Banco Santander reduce a 3.464 despidos, 249 menos, su propuesta de ERE

La entidad ofrece también a los sindicatos una mejora económicas de las indemnizaciones para los empleados afectados

MadridActualizado:

La dirección de Banco Santander y los sindicatos han comenzado el tira y afloja para cerrar las condiciones del ERE que hará la entidad para culminar la integración de la red del Popular y adptar su estructura al entorno digital y de bajos ingresos. El grupo presidido por Ana Botín, que la semana pasada planteó un total de 3.713 despidos, ha propuesto en la cuarta jornada de negociaciones reducir esa cifra a 3.464 bajas, 249 o un 7% menos. Además, el banco ha hecho una mejora en los términos económicos de esas salidas, que se harán en su mayor parte vía prejubilaciones.

Si hasta ahora había planteado prejubilaciones desde los 55 hasta los 62 años cobrando el 65% o el 70% del salario anual según la edad, en esta nueva reunión el Santander ha ofertado a los representantes de los trabajadores que los mayores de 58 años se vayan con el 75% del salario pensionable, frente al 70 % anterior, y quienes tengan entre 55 y 57 años podrían dejar la entidad con el 70% del salario pensionable, en lugar del 65%. La oferta para los mayores de 62 años sigue siendo que sean indemnizados con 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades y los menores de 55 podrían acogerse a un plan de bajas.

El ERE inicialmente presetado incluía un plan de bajas incentivadas por el cual aquellos trabajadores de 53 y 54 años podrían salir del Santander con una indemnización de pago único del 60% del salario pensionable por seis años hasta un máximo de 380.000 euros más prima por voluntariedad y una prima por edad de 15.000 euros. Los empleados con 52 años también ven mejoradas las condiciones y se les ofrece salir en las mismas condiciones que aquellos de 53 y 54 años.

El plan de bajas incentivadas que se abre para aquellos trabajadores con 51 años o menos también prevé ahora condiciones económicas mejores. Así, los empleados con esa edad podrán acogerse al ERE a cambio de una indemnización de pago único de 40 días por año con un tope 24 mensualidades, frente a la propuesta inicial de 33 días por año trabajado con un máximo de 18 mensualidades.

Todas las prejubilaciones contemplan el pago del convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años. Eso sí, a las indemnizaciones previstas se les deduce la prestación por desempleo de los dos primeros años, pues desde 2011, a raíz del ERE de Telefónica, las grandes compañías en beneficios que hagan ajustes de empleo de este tipo deben abonar estas cuantías al Estado en caso de prejubilaciones.