El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras firmar un pacto preuspuestario con el líder de Podemos, Pablo Iglesias
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras firmar un pacto preuspuestario con el líder de Podemos, Pablo Iglesias - EP

Banco Santander reprochó a Hacienda la inseguridad jurídica generada por las subidas de impuestos

La entidad se reunió con la Agencia Tributaria después de que el Gobierno aprobara el anteproyecto de tasa Tobin y pactara con Podemos hacer tributar más al sector financiero en Sociedades

MADRIDActualizado:

La gran empresa criticó con dureza en reuniones con la Agencia Tributaria los planes del Gobierno de subir impuestos y crear algunos nuevos. Así lo recogen las actas que dan fe de los últimos encuentros celebrados por el Foro de Grandes Empresas, cónclave que existe desde 2008 y que reúne periódicamente a representantes de las mayores compañías -y contribuyentes- del país y de la Agencia Tributaria para ahondar en la relación cooperativa entre ambas partes como ocurre en otros países. En su penúltima reunión, celebrada el 20 de noviembre del año pasado, la vicepresidenta de Banco Santander, Carmen Alonso, replicó al director de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, que «la seguridad jurídica es materia de preocupación ya que constantemente se están oyendo rumores sobre cambios normativos a nivel fiscaly es una realidad que hay proyectos en tramitación que, a veces, no se sabe qué implicaciones van a conllevar».

Alonso se quejaba así de la inseguridad jurídica de las subidas de impuestos planeadas por el Ejecutivo, en referencia al anteproyecto de ley aprobado justo un mes antes para crear una tasa a las transacciones financieras, la llamada «tasa Tobin» para ingresar 850 millones. Otro de los borradores que aprobó el Consejo de Ministros fue el de la «tasa Google», para gravar al 3% los servicios digitales y recaudar 1.200 millones.

Asimismo, el Ejecutivo había pactado para 2019 también un mes antes con Podemos la subida del Impuesto de Sociedades a las grandes empresas para ingresar 1.776 millones, con especial dureza sobre bancos y petroleras, imponiendo un tipo mínimo del 15% a las compañías que facturasen más de veinte millones y del 18% para el sector financiero y de hidrocarburos. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado en alguna ocasión que el sector bancario la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado en alguna ocasión que el sector no tributa una cantidad acorde a su peso económic, por lo que el proyecto de Presupuestos contenía una mayor subida fiscal a las entidades.

Pacto con Podemos

Ante esta ofensiva de subidas de impuestos que en ese momento parecían inminentes, la vicepresidenta de Banco Santander señaló ante estas medidas «que sería más productivo que, con anterioridad a la difusión, se pusieran en común en una reunión y así se podría contar también con el punto de vista de las empresas», recoge el acta.

El director de la Agencia Tributaria repuso que ante «el escenario político y parlamentario, las incertidumbres son numerosas». Y recordó que el plazo de observaciones había «finalizado» para los proyectos normativos que afectaban al Fisco -en referencia a la tasa Tobin y Google-. «Se procurará, en la medida de lo posible, mantener a las empresas informadas sobre la evolución de dicha tramitación», añadió Gascón. Y derivó a Alonso al grupo de Trabajo de Análisis de la Normativa Tributaria y de Reducción de la Conflictividad para «contrastar los criterios interpretativos».

Críticas a la tasa Google

Esta no es la primera crítica velada de este club que reúne al Fisco con empresas de la talla de Iberdrola, Mercadona, Telefónica, Inditex, El Corte Inglés, BBVA, FCC o Endesa. En la anterior reunión celebrada el 11 de julio de 2018, el vicesecretario del Consejo de Administración de Amadeus, Jacinto Esclapés, manifestó «su especial preocupación por la posible creación del impuesto “tecnológico”, cuyo primer objetivo sería el de perseguir determinadas actuaciones de determinadas compañías, pero que, de manera colateral afectará en mayor o menor medida a todas las empresas».

En referencia a la «tasa Google», Esclapés estaba «convencido de que dará lugar a importantes controversias y discusiones a nivel nacional e internacional» por lo que pidió que «se haga partícipes a las compañías que puedan resultar afectadas, puesto que este impuesto se va a traducir en una doble tributación» que para empresas como Amadeus «que ya tributan a un tipo del 27 al 31%, va a suponer una cantidad importante». Ningún impuesto se ha aprobado aún, pero la preocupación de la gran empresa es latente.