El informe advierte que la nueva regulación «ya empiezan a notarse con la retirada de un amplio» número de pisos ilegales
El informe advierte que la nueva regulación «ya empiezan a notarse con la retirada de un amplio» número de pisos ilegales - REUTERS

Barcelona registra la menor subida entre las grandes ciudades europeas en Airbnb durante 2017

Un estudio elaborado por Colliers International EMEA en colaboración con La Haya Hotelschool advierte que las restricciones a los pisos turísticos en la capital catalana y Madrid «empiezan a tener impacto»

EFE
MadridActualizado:

Barcelona fue la que menos creció de entre las principales ciudades europeas con viviendas turísticas de la plataforma Airbnb en 2017, debido a las medidas restrictivas introducidas por las administraciones, según un estudio elaborado por Colliers International EMEA en colaboración con La Haya Hotelschool.

El estudio ha concluido que «empiezan a tener impacto» en las cifras de crecimiento de las reservas en Airbnblas medidas puestas en marcha por los organismos municipales y autonómicos para controlar la oferta de viviendas turísticas en Barcelona y también en Madrid.

En cuanto a Barcelona, ha añadido que las regulaciones sobre este tipo de alojamientos «ya empiezan a notarse con la retirada de un amplio» número de pisos ilegales. Por su parte, sobre Madrid, el informe ha recordado que se ha anunciado recientemente una regulación «muy restrictiva que tendrá un impacto significativo» en la oferta de pisos turísticos, fundamentalmente en el distrito Centro, a partir de su entrada en vigor prevista para finales de este año.

En una comparativa de 2017 entre estas dos ciudades y por tipología de propiedad en alquiler, el 52 % de las pernoctaciones en Barcelona fueron reservas de apartamento completo y el 47 % se trató de reservas en habitación privada, frente al 69 % y 31 %, respectivamente, en Madrid. En ambas ciudades el porcentaje de reservas en habitación compartida se ha situado en el entorno del 1%. Los precios medios por noche en Barcelona se han situado por encima de los de Madrid en todos los tipos de alojamiento.

En la Ciudad Condal, el coste de una habitación compartida ha partido de los 34 euros hasta los 299 euros por una casa de 4 dormitorios, frente a los 29 y 271 euros, respectivamente, de Madrid. El precio medio en Barcelona fue de 107 euros frente a los 81 de Madrid (un 32 % superior).

En el ámbito continental, el informe ha señalado que la plataforma «continúa creciendo»en las cinco ciudades europeas que conforman los destinos principales de los conocidos como viajes «short-break», que son Londres, París, Ámsterdam, Berlín y Madrid.

Por cuota de mercado en cuanto a pernoctaciones, Londres ha pasado del 5% en 2016 al 6,9% en 2017; París, del 13,4 % al 15,2 %; Ámsterdam, del 10,7 % al 11,8 %; Berlín, del 5,3 % al 6,5 %; y Madrid, del 6,7% al 10,1%.

Madrid, la de mayor crecimiento

Madrid es la ciudad que más creció el año pasado entre todas sus rivales europeas, ha destacado el informe, con un aumento de las pernoctaciones del 67 %: de 1.289.864 estancias en 2016 se pasó a 2.155.362 el año pasado.

Londres es el mayor mercado de Airbnb en cuanto a pernoctaciones con 6.703.337 en 2017, un 45 % más que un año antes, por delante de París, con 6.449.404 de estancias, 28 % más.